El pasado viernes, el Grupo Logístico Andreani inauguró su Central Inteligente de Transferencia de Cargas, un crossdock que le permitirá administrar, preparar y despachar pedidos para su distribución nacional en forma casi totalmente automatizada. El nuevo predio de ocho hectáreas está ubicado en Benavidez, en la zona norte del GBA, compartiendo las instalaciones de Norlog -la plaza logística desarrollada e impulsada por el Grupo-, junto a otras importantes empresas ya localizadas allí.

La nueva y modera infraestructura, que insumió una inversión de más de 700 millones de pesos, es el fruto del plan estratégico de desarrollo del grupo que, con este nuevo paso, eleva la vara del mercado logístico argentino. El nuevo CITC es una moderna estructura de 10.000 m2, que forma parte de una primera etapa de expansión -y que en un futuro,  llegará a los 17.000 m2-, la cual le permite al Grupo centralizar sus operaciones y resolver con un alto grado de automatización los más diversos productos que van desde el comercio electrónico hasta la paquetería industrial. Así, Andreani administra paquetería y documentación mediante un clasificador automático de remitos desarrollado en forma exclusiva por el Grupo, para obtener más y mejor información y por ende, una mayor trazabilidad.

Las nuevas instalaciones, preparadas para su futura certificación LEED, poseen una altura de 14 metros, disponen de iluminación indirecta, un sistema natural de circulación de aire y confortables instalaciones administrativas y sanitarias para las más de 500 personas que forman el plantel de Andreani. El CITC posee 68 bocas de carga/descarga simultánea que le permiten operar a más de 150 unidades de transporte. Gracias a la ubicación estratégica de Norlog -y del nuevo CITC-, Andreani pueden agilizar el movimiento de su transporte con rápidos accesos hacia los cuatro puntos cardinales.

Esta millonaria inversión del grupo Logístico Andreani es, tal como lo dijo su Presidente, Oscar Andreani, el fruto de un sueño, pero también de una visión empresaria que podrá llevar los procesos logísticos de los 4.500 bultos por hora actuales, a los 24.000 bultos/hora en un futuro que implica los próximos 15 años de crecimiento de la empresa.