Hino desarrolló una toma de fuerza original para sus camiones, especialmente diseñada para su caja de cambios, la cual no requiere modificaciones en la estructura del camión. Este dispositivo mecánico se adapta a la caja de cambios y gracias a la rotación de la misma, toma esas revoluciones para transferirlas a otra herramienta que las necesite, por ejemplo una camilla de auxilio o, en camiones más grandes, una compactadora de basura.

Al ofrecer este dispositivo de fábrica como opcional, Hino le aporta al mercado un dispositivo original, instalado en fábrica, con la garantía de la firma y su empresa madre, el Grupo Toyota. Su provisión asegura el buen funcionamiento de la toma de fuerza, su soporte (desarrollado en forma local para reducir las vibraciones), y la caja de velocidades, la cual no necesita de ninguna modificación.  De tal forma, el cliente ahorra tiempo, evita una posible mala instalación o funcionamiento, obteniendo también una mayor vida útil.

“En Hino ya tenemos camiones con tomas de fuerza que vienen de fábrica porque sabemos que la mayoría de las aplicaciones que se usan hoy en día la necesitan, y que venga de fábrica les permite ahorrar tiempo a los clientes”, señaló Manuel Pardal, ingeniero de Ventas de Hino Argentina. “La toma de fuerza original Hino posee un dispositivo que alerta al chofer cuando está conectada para que no arranque y así prevenir roturas”, agregó Pardal.

La toma se acciona desde la cabina y funciona como un acelerador: de cero a 850 rpm que entrega 20 kg de fuerza en su potencia máxima. También, puede contar regulador opcional, que permite variar las revoluciones y la entrega de fuerza. Su empleo está pensado para aplicaciones tales como auxilio, mixer, recolección de residuos y otras.