En Sete Lagoas, sede brasileña de Iveco, se desarrolló un encuentro denominado IVECO BUS Experience, el cual congregó a ingenieros y ejecutivos de la firma junto a estudiantes de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), fabricantes de carrocerías, miembros de organismos del transporte colectivo y periodistas especializados, con el objetivo de debatir sobre los buses que circularán en 2030. “Los debates sobre el asunto sobrepasaron los límites de nuestro segmento y es por eso que ese intercambio de ideas es tan importante para diseñar el bus del futuro”, señaló Humberto Spinetti, director de Negocios de IVECO BUS para América Latina.

Desde 2014 IVECO BUS trabajó en el desarrollo de vehículos que ofrezcan al mercado tecnología y un bajo costo operacional. En ese marco, la accesibilidad para personas con movilidad reducida, fue un factor común en modelos como el Daily Elevittá, GranClass, SoulClass y el vehículo concepto Daily Life, un producto que innova al extender la inclusión para el conductor. En dicho proceso también están presentes los alumnos de Diseño de la UFMG, quienes encabezan el programa “Próxima Parada 2030, el futuro ya comenzó”, cuyo objetivo es crear soluciones para el acceso de los usuarios de transporte público, incluyendo especialmente personas con movilidad reducida. “Bajo un enfoque sustentable, relacionado al bienestar de los usuarios, observamos la necesidad del desarrollo de nuevas exigencias que atiendan a una población cada vez mayor y con individuos que poseen dificultades de locomoción”, afirmó Gustavo Serizawa, gerente de Marketing de IVECO BUS para América Latina.

Daily Life: Innovación inclusiva

Durante el encuentro, IVECO BUS presentó su vehículo conceptual Daily Life, el cual permite al conductor embarcar y desembarcar sentado en su asiento, abriendo así un mercado laborar hasta ahora impensado para personas con limitaciones físicas. El Daily Life se basa en el Daily Minibús, el cual suma un dispositivo de butaca móvil, desarrollado por la empresa brasileña Elevittá junto a la firma italiana Kivi. El mismo lleva el asiento del conductor, desde el exterior del vehículo hasta su posición frente al volante “Este es un vehículo que realmente cualquiera puede manejar. Un conjunto confiable, que proporciona rentabilidad al operador y componentes que promueven la inclusión de pasajeros y conductores. Esta es la receta para posicionarnos entre los principales competidores del sector en el país”, afirmó Serizawa. En el mismo sentido, Spinetti expresó: “nuestro equipo se anticipó a una demanda del mercado y pone a disposición un vehículo que engloba tecnología, inclusión y accesibilidad”.

IVECO BUS Argentina presentó su trabajo

“Entendiendo la importancia de esta experiencia, decidimos participar junto a un fabricante de carrocería argentina presentando los proyectos que desarrollamos en el país, acordes a nuestro mercado, y por lo tanto diferentes a la producción de la región”, declaró Pablo Princich, responsable de IVECO BUS Argentina, para luego agregar: “Aprovechando la presencia de colegas de América Latina e Italia expusimos los modelos con los que trabajamos en Argentina: Daily Citybus, Bus Intercity, Daily Minibus y el más reciente e innovador, el Eurobus 24+1”. Para coronar la experiencia, se depositó una cápsula del tiempo en el Complejo Industrial IVECO, la cual contiene esbozos y sugerencias sobre cómo será la evolución de los buses. “De aquí a 13 años la estructura será retirada y la próxima generación sabrá si acertamos o no las proyecciones para un transporte más inteligente”, concluyó Spinetti.