En tiempos de abundante y buenas cosechas de cereal, el incremento del tránsito de camiones en nuestras rutas se refleja y choca con la congestión con la cual se encuentra en los puertos de destino, con una importante pérdida económica para la actividad del transporte.

Por ello, y con la finalidad de solucionar esta problemática, la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) se adhirió al Sistema STOP, el cual permite establecer una conexión entre el turno que se le otorga al transportista y el Código de Trazabilidad de Granos (CTG), que entrega la AFIP junto con la carta de porte. Este sistema impulsado por el Ministerio de Transporte de la Nación apunta a reducir la congestión en los puertos del Gran Rosario, Bahía Blanca y Necochea.

El sistema asigna los turnos otorgados por las terminales y así, evita la salida y el tránsito de camiones que no dispongan del mismo para su descarga. Para su implementación, las terminales informaron la capacidad de sus playas de camiones, la cual servirá como referencia para que el sistema disponga los turnos que finalmente habilitarán a los transportistas.

Para los transportistas el sistema resultará beneficioso al no perder su valioso tiempo en largas esperas, permitiéndole incrementar la cantidad de viajes realizados y su consecuente rentabilidad, como así también, en la seguridad de sus unidades y de la mercadería transportada. El beneficio también se extiende a las poblaciones aledañas a los puertos de destino que, en tiempos de cosecha, veían perturbada su normal actividad con la gran congestión de camiones fuera de las playas establecidas.