Casi a modo de celebración, por los primeros noventa años de la casa de Gotemburgo -casa matriz de Volvo en Suecia-, el 40º Aniversario del emplazamiento de la planta de Curitiba (Brasil), y el buen momento que Volvo Trucks atraviesa en nuestro país -con un mercado creciente y un aumento en su participación-, la marca sueca lanzó su Performance Edition, una edición limitada y exclusiva de su Volvo FH.

Bajo el cielo de Escobar, y en las instalaciones del predio de Fadeeac y  la Fundación Profesional del Transporte, se recorta la silueta del Volvo FH en color “Blue Performance”, sobre el cual se luce la cruz amarilla de la bandera sueca. A primera vista, esta edición limitada gusta y al comenzar a conocerlo, enamora. Será por eso que ya en preventa, el nuevo Volvo se transformó en un verdadero éxito que promete acrecentarse.

Provisto de una cabina Globetrotter, esta Performance Edition 4 x 2, lleva en sus entrañas toda la tecnología disponible en materia de seguridad, confort, eficiencia y rentabilidad operativa. Exteriormente cuenta con spoilers delanteros, deflectores de cabina y carenados laterales que, además de colaborar aerodinámicamente en su eficiencia energética y en el bolsillo, llevan por debajo barras anti intrusivas de aluminio. Sobre el frontal, se destacan las nuevas luces bi-xenon y las luces estáticas de esquina que, con el giro encendido, brindan una iluminación extra hacia los laterales para colaborar con el conductor sobre todo en tareas de maniobra. Por encima de la visera, luce su identificación, “Performance Edition”, flanqueada por las banderas de Argentina y Suecia. Para agregarle brillo a su estética, las llantas de aluminio pulido le suman ese toque deportivo que llama la atención, pero que por encima de ello, suman un número interesante a la hora de la rentabilidad.

Cuatro peldaños de aluminio nos permiten acceder a su cómodo interior, de piso casi totalmente plano y una altura interior de 1,96 cm, la cual permite moverse con total comodidad. Por detrás de las butacas (tapizadas en cuero), dos literas amplias y muy confortables esperan para el descanso. La inferior reclinable en un tercio -y en modo neumático-, y la superior accesible desde una escalera desplegable de aluminio. El sector, con iluminación individual, cuenta con los controles necesarios para disponer del mayor confort (luz, climatización, etc), a la hora del reparador descanso. Por debajo de la litera inferior, se ubica una heladera de 33 litros, una bienvenida caja fuerte y otros dos compartimiento de buena capacidad por detrás de las butacas. La cabina cuenta con iluminación blanca o roja, la cual aporta seguridad al permitir una excelente visión en el interior, sin penalizar la visibilidad exterior.

A la hora del trabajo, la columna de dirección regulable -en profundidad y altura-, el volante regulable en ángulo y la butaca con múltiples posibilidades de regulación (calefaccionada y ventilada), aseguran una posición de manejo confortable y similar a la de un automóvil, a lo cual se suma el aire acondicionado con climatización automática. A partir de ello, el volante con comandos incluidos, nos permite comprobar las virtudes de la dirección dinámica que, no solo nos ofrece suavidad en el rodaje, sino que también se expresa a la hora de maniobrar, al momento de atravesar rugosidades del camino, pero sobre todo a la hora de sufrir vientos laterales que obligan a “sostener y contravolantear” constantemente, todo lo cual redunda en un mayor confort, seguridad y menor tensión para el físico del conductor.

Dentro de la cabina, se destaca el panel de instrumentos envolvente, completo y de excelente luminosidad que, adicionalmente, nos ofrece una pantalla táctil y multifunción de 7 pulgadas que, además de ofrecer los tradicionales de servicios de Volvo Trucks (Dynafleet), dispone de información, entretenimiento (Spotify) y navegación web, con comando por voz. Por encima del parabrisas, cómodos y amplios compartimientos de guardado o alojamiento de auxiliares, por debajo de la planchada, portavasos y una bandeja que permite tener a mano toda la documentación y lo necesario para la tarea administrativa. Todo ello en materiales de muy buena calidad.

En el techo de la cabina, una escotilla aporta a la luminosidad interior (con apertura eléctrica), a la ventilación y al ser expulsable, a la seguridad.  En este rubro, la seguridad -parte del ADN de Volvo-, el Volvo FH Performance Edition lo tiene todo: generosos espejos retrovisores regulables laterales, espejo frontal (para visualizar todo el frente y mejor la precisión de maniobra), sensor de lluvia, sensor de cambio de carril, alerta de cansancio del conductor, piloto automático adaptativo con frenado (y alerta) de emergencia (las luces traseras, de led, también ofrecen aviso de frenado de emergencia), control electrónico de estabilidad (ESP) y freno VEB (en las válvulas y exclusivo de Volvo) con 510 CV de potencia.

En sus entrañas y más allá de la vista, suspensión neumática (confort para rodar y a la hora en enganchar/desenganchar el remolque), frenos a disco (con EBS), airbag para el conductor (debería contar con uno conectable a elección para el acompañante), y ESP con control de tracción. Su impulsor es un 13 litros y 6 cilindros que eroga 540 CV y 2.600 Nm de torque, acoplado a una caja automatizada I-Shift dotada del sistema I-See (reconocimiento de ruta), todo lo cual contribuye a una excelente performance y consumo, sobre todo para aquellos que recorren regularmente una misma ruta.

Conducirlo es una experiencia placentera, desde el confort de marcha, la dirección suave y precisa, hasta el freno VEB que además de brindar un frenado seguro (no acude a los frenos se servicio y estos están siempre fríos y listos para entrar en acción), colabora en la dirección pudiendo realizar trazas ajustadas, precisas y seguras. El Volvo FH Performance Edition transita por donde uno quiere, con seguridad y confort. Para el operador transportista, la rentabilidad está asegurada por su bajo consumo de combustible y sus contenidos costos de mantenimiento, a un precio de U$ 153.000 dólares (más IVA) que no fue un impedimento para la lluvia de pedidos que sorprendió a los propios ejecutivos de Volvo Trucks Argentina, que ya tienen en carpeta el pedido de ampliación de su cupo de producción. El Performance Edition, son sutiles diferencias, se comercializara también en Brasil, Chile y Perú, en estos últimos y en principio, en menores cantidades que en nuestro país, en donde ya tiene el éxito asegurado.