Aunque no creemos factible que un camión de la marca figure dentro de los planes futuros de la firma bávara, lo cierto es que BMW es la primera automotriz en utilizar un camión 100% eléctrico. Se trata de una iniciativa conjunta entre el  Grupo BMW y el Grupo SCHERM, empresa responsable de buena parte de la logística de BMW en Munich, Alemania.

La presentación oficial del camión -producido por la empresa holandesa Terberg-, se realizó en la sede de la fábrica de BMW, la cual también será una de las cabeceras de los viajes diarios que realizará la nueva unidad. En efecto, el camión eléctrico de Terberg realizará ocho viajes diarios entre el centro de logística del grupo SCHERM y la planta de BMW en Munich, transportando diferentes componentes, tales como amortiguadores, resortes y sistemas de dirección, para los automóviles de lujo que allí se producen.

El camión eléctrico de 40 toneladas entró oficialmente en funcionamiento, luego de un largo período de pruebas que permitió comprobar que su utilización permitirá un ahorro de 11.8 toneladas de CO2 al año, una cifra equivalente a las emisiones de un BMW 320d completando un viaje de casi tres vueltas al mundo.

La batería del Terberg tarda entre tres y cuatro horas para cargarse, y ofrece una autonomía de hasta 100 kilómetros. Así, la nueva unidad podrá completar su trabajo diario sin necesidad de recarga adicional. “Con nuestro camión eléctrico, estamos enviando otra señal fuerte para la movilidad urbana sostenible. Estamos contribuyendo a reducir las emisiones en la ciudad y estamos orgullosos de ser el primer fabricante de automóviles de Europa en utilizar un camión eléctrico de este tamaño para transportar materiales en las vías públicas “, señaló Hermann Bohrer, jefe de la planta de BMW Group en Munich.

Por su parte, Jürgen Maidl, director de Logística de BMW Group, agregó: “Con este proyecto vamos a obtener información valiosa sobre lo que será posible con los camiones eléctricos en el futuro para la logística de la ciudad. El Grupo BMW, junto con nuestro socio el Grupo SCHERM, vuelve a emprender con valentía un nuevo camino y ofrecer un trabajo pionero “.

El camión eléctrico Terberg dispone de un motor  elaborado por Siemens, que ofrece 138 kW (188 CV) de potencia, con un par máximo de 720 Nm, acoplado a una transmisión automática Allison 3000 Series. Las baterías poseen baterías con tecnología de ion de litio fosfato de magnesio que, con una capacidad de 112/169 kWh le permiten al Terberg recorrer 100 kilómetros diarios a una velocidad máxima de 45 km/h.

“El camión eléctrico ha demostrado su actuación en la ciudad y la entrega de just-in-time para BMW está funcionando con fluidez. La transmisión Allison hace posible que se utilice la potencia del motor eléctrico de la mejor manera. El camión se puede maniobrar sencillamente y es muy fácil de conducir”, declaró dijo Ulf Frenzel, gerente de flota de SCHERM Group.

La tecnología conjunta de Siemens y Allison, permite que el camión disponga siempre de toda la potencia para alcanzar la máxima velocidad lo más rápido posible. También, a ello contribuye el convertidor de torque que compone la caja Allison, el cual permite multiplicar el par del motor durante el arranque y la aceleración de la unidad.

Además del ahorro de emisiones que ofrece un camión totalmente eléctrico, también requiere de un menor tiempo de inactividad de mantenimiento, con respecto a un vehículo diesel convencional. Estas virtudes, le permitieron a BMW y Scherm lograr una mejor productividad y mayor eficiencia en el marco de una tarea altamente demandante y precisa.