El Volvo FH LNG es el camión más potente a gas de larga distancia producido en serie, y ofrece una autonomía de hasta 1000 kilómetros.

El nuevo motor a gas de Volvo, requiere una mínima porción de diesel y permite un ahorro de combustible de entre un 15 y un 25%.

Los tanques para almacenar el gas se ofrecen con diferentes capacidades y su reposición insume un tiempo similar al de carga de diesel.

El Volvo FM LNG es la otra opción que ofrece la casa de Gotenburgo para cuidar el medioambiente. Con una media de 120.000 kilómetros al año puede ahorrar entre 18 y 20 toneladas de CO2. 

A excepción del control de consumo de combustible, todo en los Volvo FH LNG y FM LNG es similar a los tradicionales camiones diesel: confort, seguridad y performance. 

Fiel a su tradición de innovar constantemente, Volvo Trucks presentó a nivel mundial sus camiones gas, los cuales ofrecen un importante ahorro de combustible, una performance equivalente a la de los camiones diesel y un bajo impacto medioambiental. Se trata de los nuevos Volvo FH LNG y Volvo FM LNG, que pueden funcionar con biogás (reduciendo hasta un 100% de sus emisiones de CO2), o con gas natural, el cual reduce sus emisiones en un 20 %, comparándolo con la opción diesel. Al igual que los camiones diesel de Volvo, los nuevos productos ofrecen su tradicional rendimiento, facilidad de conducción y consumo de combustible, siendo más amigables con el medioambiente.

“Con nuestros nuevos camiones que funcionan con gas natural licuado o biogás, podemos ofrecer una alternativa con un bajo impacto medioambiental que también cubra las necesidades de rendimiento, ahorro de combustible y autonomía operativa. Se trata de una combinación que nuestros clientes del sector del transporte regional y de larga distancia necesitan”, comentó Lars Mårtensson, director de Medio Ambiente e Innovación de Volvo Trucks.

Los nuevos Volvo FH LNG y Volvo FM LNG utilizan motores desarrollados especialmente para ser propulsados con gas, pero con tecnología de ciclo diesel, lo cual le asegura al transportista similar performance y una reducción en el consumo de entre un 15 y un 25% con respecto a motores a gas convencionales. El motor de gas de Volvo -en su versión de 460 CV-, ofrece un par máximo de 2.300 Nm, en tanto la opción de 420 CV brinda 2.100 Nm.

“Nuestros nuevos camiones que funcionan con gas natural licuado o biogás, producen un impacto medioambiental mucho menor que los camiones diesel. Además, consumen mucho menos combustible que los camiones de gas actualmente disponibles en el mercado. Esto convierte al gas en una opción más viable como sustituto del diesel incluso para las operaciones de transporte pesado de largo recorrido”, comentó Mats Franzén, jefe de producto de Motores de Volvo Trucks.

La llegada de los nuevos Volvo para la larga distancia va en sintonía con el crecimiento, en buena parte de Europa, de las estaciones de abastecimiento que proveen el GNL (gas natural licuado), a una presión de 4–10 bares y a una temperatura de -140 a -125 °C. Los Volvo ofrecen una autonomía de hasta 1000 kilómetros con GNL y el tiempo de reabastecimiento es similar al de un vehículo diesel.

“El gas natural ofrece claras ventajas medioambientales, tiene un precio competitivo en muchos países y existen reservas suficientes para justificar su uso a gran escala. El hecho de que apostemos por vehículos a GNL está estableciendo nuevos parámetros para que nuestros clientes lleven a cabo operaciones rentables y con un bajo consumo de combustible. Al mismo tiempo, estamos consiguiendo que se reduzca considerablemente el impacto medioambiental que producen las operaciones de camiones pesados”, agregó Mårtensson.

En términos de medioambiente, y comparativamente con el diesel, el gas natural permite un ahorro de entre 18 y 20 toneladas de CO2 cada 120.000 km.  “Consideramos el GNL como la principal alternativa a largo plazo al diesel, tanto para las operaciones de transporte de distribución como de larga distancia, en las que el ahorro de combustible, la carga útil y la productividad resultan esenciales. Con una mayor proporción de biogás, el impacto medioambiental puede reducirse mucho más. Nuestra intención es que los camiones Volvo finalmente generen cero emisiones, aunque este objetivo no podremos alcanzarlo con una única solución, sino con varias soluciones en paralelo. El GNL es una de ellas”, concluyó Lars Mårtensson.

Los nuevos Volvo FM LNG y Volvo FH LNG estarán disponibles en versiones 4×2, 6×2 y 6×4 (tractores) y 4×2, 6×2, 6×4 (rígidos), con capacidad de hasta 64 toneladas para operaciones de media y larga distancia. Su motor es un Volvo G13C Euro 6, common rail de 13 litros y 6 cilindros, con inyectores para gas y diesel, disponible con potencias de  420 CV y 460 CV. Su caja de velocidades es la exitosa Volvo I-Shift (automatizada), y los depósitos de LNG tienen una capacidad de 115 kg (275 litros), 155 kg (375 lts) o 205 kg (495 lts). A estos, se suma un pequeño tanque para el diesel, desde el cual se inyecta una ínfima cantidad para prender el gas. El tratamiento de los gases de escape se realiza con tecnología SCR y filtro de partículas.