Inicio Autotransporte Accelo prolongó una exitosa dinastía

Accelo prolongó una exitosa dinastía

0
Accelo prolongó una exitosa dinastía

En la historia de Mercedes-Benz Camiones y Buses, el Accelo prolongó a lo largo de sus 20 años, una exitosa dinastía entre los camiones livianos.

Suceder a un reconocido 710 no es tarea sencilla y mucho menos, encadenar ese éxito al inolvidable 608, sin embargo, el Accelo lo logró.

Desde su lanzamiento en 2003, producido por Mercedes-Benz do Brasil, el Accelo logró posicionarse como una de las mejores opciones para el transporte urbano.

Su éxito trascendió las fronteras de Latinoamérica y en Argentina, se convirtió en un camión de referencia que propició el inicio de la producción local.

La versatilidad, agilidad y confiabilidad de este modelo, fueron algunas de las virtudes más significativas que aún hoy, lo distinguen en el mercado.

A todo ello, y a lo largo de sus primeros 20 años de existencia, sus usuarios supieron valorar su calidad, rendimiento, robustez, confort, tecnología y seguridad.

Por si fuera poco, el Mercedes-Benz Accelo asegura un importante ahorro de combustible y bajos costos operativos, con un excelente valor de reventa.

En Argentina, Mercedes-Benz Camiones y Buses Argentina produce el Accelo en su planta de Virrey del Pino, en sus variantes 815 y 1016.

Ambas versiones, de 8 y 10 toneladas, se ofrecen con cabina extendida y el confort necesario para afrontar el exigente trabajo del transporte urbano.

Accelo-prolongó-una-exitosa-dinastía

Accelo prolongó el éxito

Para prolongar su aceptación en el mercado de la corta y media distancia, el Accelo supo distinguirse también por su alta tecnología.

Equipado con un motor OM 924 de 4 cilindros y 4,8 litros, que eroga 156 Cv, está asociado a una transmisión manual o automatizada

Este conjunto garantiza el mejor consumo de combustible en su categoría, con una diferencia de 10 a 15% menos que otros modelos del mercado.

En términos de seguridad, dispone de sistema de frenos (ABS), distribución electrónica de frenado (EBD) y control de tracción (ASR), con bloqueo de diferencial.

Para el confort del conductor, Accelo ofrece computadora a bordo con sistema de diagnóstico, levantavidrios eléctricos, espejos laterales calefaccionados con ajuste eléctrico y aire acondicionado.

La posición de manejo está asegurada gracias a la columna de dirección regulable, volante similar al de un auto y cinturones de seguridad de tres puntos.

El Mercedes-Benz Accelo prolongó la dinastía y celebra sus primeros 20 años de existencia con una participación del 50% en el segmento liviano.

Accelo-prolongó-una-exitosa-dinastía

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí