Tal como lo hiciera recientemente con Isuzu (ver nota), el Grupo Volvo concretó una nueva alianza. Esta vez, el grupo industrial sueco plasmó un nuevo convenio con Daimler Truck AG.

La nueva alianza sella la creación de un joint venture para la producción a gran escala de celdas de combustible. El acuerdo vinculante entre el Grupo Volvo y Daimler Truck AG, tiene como objetivo desarrollar, producir y comercializar sistemas de celdas de combustible para su uso en camiones pesados, extrapesados y otras aplicaciones.

La visión conjunta de ambos socios es convertir a la nueva empresa en un fabricante de baterías de combustible líder a nivel mundial y, de este modo impulsar el transporte limpio y sustentable con la vista puesta en el 2050.

Alianza Volvo Daimler

“Para nosotros en Daimler Truck AG y nuestro socio, el Grupo Volvo, la batería de combustible a base de hidrógeno es una tecnología clave para permitir un transporte libre de CO2 en el futuro. Ambos estamos plenamente comprometidos con el Acuerdo Climático de París para eliminar el carbono del transporte, y con la construcción de una empresa próspera que producirá grandes volúmenes de baterías de combustible”, señaló Martin Daum, Presidente del Consejo de Administración de Daimler Truck AG y Miembro del Consejo de Administración de Daimler AG.

Esta nueva alianza permitirá capitalizar los conocimientos y la amplia experiencia de varias décadas de trabajo en el desarrollo de baterías de combustible en Daimler y el desarrollo tecnológico en general de ambas empresas.

“En el futuro, el mundo estará impulsado por la combinación de vehículos eléctricos a batería y a celdas de combustible, junto con otros combustibles renovables. La formación de este joint venture es un paso importante para darle forma al mundo en el que queremos vivir”, agregó Martin Lundstedt, Presidente y CEO del Grupo Volvo.

Ambas empresas sumarán su amplia y extensa experiencia en el desarrollo tecnológico, como así también en la industrialización y la producción de vehículos a gran escala. El Grupo Volvo y Daimler Truck AG tendrán los mismos intereses en el joint venture pero seguirán siendo competidores en todas las demás áreas. El objetivo de ambas empresas es comenzar con las pruebas de camiones con celdas de combustible de hidrógeno en operaciones reales dentro de tres años y luego, durante la segunda mitad de esta década, comenzar con la producción en serie.

Para concretar esta alianza, el Grupo Volvo adquirirá el 50 por ciento de las participaciones en Daimler Truck Fuel Cell GmbH & Co. El cierre de la transacción se concluiría durante la primera mitad del 2021. La fusión todavía está sujeta a la aprobación por parte de las autoridades.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí