¿Aumenta o no aumenta el gasoil?

0
24

El reciente anuncio del Gobierno Nacional sobre la liberación del precio de los combustibles, encendió una nueva señal de alarma para el sector del transporte, una actividad ya suficientemente castigada por los constantes aumentos de sus insumos, la alta presión tributaria y la merma laboral, la cual se ve reflejada -en el primer semestre del presente 2017-, con un descenso del 3,3% en el consumo de gasoil.

Este vital insumo, es continuamente monitoreado por el Departamento de Estudios Tributarios y Costos de Fadeeac, el cual releva mensualmente las principales marcas del mercado, los precios mayoristas y los minoristas, en 120 estaciones de servicio de todo el país. Su influencia en el transporte, entre un 35 y un 40% de su estructura de costos, hace fundamental su constante relevamiento, sobre todo en una desaceleración del mercado, del cual el transporte representa el 50%.

De los estudios realizados por la entidad empresaria, se desprende que argentina tiene el costo más alto de la región, en su relación dólar/litro. Para ejemplificar lo antedicho, Fadeeac brindó el siguiente esquema:

PRECIOS DEL GAS-OIL EN ARGENTINA y PAISES LIMITROFES

                                                                      Argentina            Brasil    Chile      Paraguay      Bolivia     Uruguay

U$D/litro                                                              1,05             0,98      0,77           0,90             0,54          1,34

Relación con Argentina                                                          7%         37%            17%             95%          21%

Fuente: FADEEAC, IRU y GlobalPetrol                                   

Según el Índice de Costos que mensualmente elabora FADEEAC, realizar el transporte de mercadería cuesta cerca de un 14% más en lo que va de 2017. A todo ello hay que sumarle rubros como el mantenimiento y la renovación de material rodante, los cuales fueron variables con importantes aumentos, junto a las reparaciones y los lubricantes. En el período enero-agosto de 2017, completar el tanque de un camión resultó un 13% más caro.

Con la decisión del gobierno nacional de dejar de intervenir en los mercados de hidrocarburos, se abre una importante incógnita que se revelaría a fin de de octubre y con posterioridad a las elecciones nacionales. Si se produjera una baja en los precios, la actividad transportista se vería claramente beneficiada; si, por el contrario, llegara un aumento en los combustibles, el impacto negativo se vería reflejado en los valores de los fletes. Habrá que esperar entonces, actualmente, el costo del barril de petróleo juega en alza, pero los especialistas esperan un pronto equilibrio.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí