¿Necesarios o no? A esta pregunta, sobre todo en medio de una pandemia, tiene una única respuesta: SI. Hoy en día, nadie ignora que todo aquello –o casi todo-, que les es necesario para vivir o sobrevivir, viaja en camión.

Materias primas, alimentos, productos de higiene, sanitarios, medicamentos y tantos otros, llegan a través del camión a los lugares más recónditos del país.

Aun así, mientras el Coronavirus se asienta en nuestro país, en muchas provincias, ciudades y pueblos, los camioneros –profesión ingrata si las hay-, sufren problemas de todo tipo.

Desde prohibiciones de tránsito hasta falta de lugares de parada y descanso, pasando por sitios donde se les niega el uso de sanitarios o la posibilidad de comprar alimentos.

Aunque en algunos puntos la situación mejoró, aún existen demasiados lugares donde las dificultades para los camioneros siguen existiendo.

A pesar de ello, es inaceptable que, siendo un servicio esencial, se les prohíba alimentarse, higienizarse, pernoctar o, para peor, regresar a sus casas o bien, obligarlos a dejar sus equipos lejos de su propio domicilio.

Ahora bien, sería bueno que cuando toda esta crisis sanitaria pase, quede perfectamente establecido que los camioneros son necesarios… siempre.

A nuestro juicio, los camioneros son trabajadores esenciales y necesarios siempre, como lo son los médicos, los enfermeros, las fuerzas de seguridad, los trabajadores de la energía y tantos otros que hacen a la actividad y el desarrollo de una sociedad.

Por ello, bueno sería que cuando todo esto pase –que seguramente va a pasar-, los camioneros cuenten con el respeto que cualquier trabajador merece. Nada más y nada menos: RESPETO

Sería un importante avance como sociedad, que no se saturen los lugares de descarga utilizando los camiones como depósitos o silos con ruedas, que se cuente con sanitarios dignos –tanto en los lugares de carga/descarga como en las estaciones de servicio-, que se disponga de espacios seguros para pernoctar, que las zonas de espera en puertos y plantas cuenten con la infraestructura y seguridad necesaria.

Para todo ello solo hace falta una decisión política, aunque también sería bueno para todos –profesionales o no-, que nuestras rutas no pongan en peligro las vidas de quienes las transitan.  

Ojalá que cuando pase esta tormenta, la sociedad cambie su visión definitivamente y sepa que los camioneros son necesarios SIEMPRE.

El RESPETO y la GRATITUD, son valores que no se deben perder.

por Alberto Falcón

Camioneros Necesarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí