Volvo Trucks ya probó con éxito sus camiones eléctricos en varias aplicaciones y ahora, comenzó con las pruebas de camiones eléctricos en la construcción en Europa con el testeo de unidades pesadas específicas.

Los camiones eléctricos de Volvo están siendo probados en operaciones reales de trabajo, a través de la colaboración de sus clientes especializados en el rubro. Las pruebas se llevan a cabo en zonas urbanas donde actualmente trabajan los clientes Volvo del rubro de la construcción.

Volvo dispuso para ello de dos camiones pesados, 100% eléctricos, que fueron entregados a la empresa Swerock, uno de los mayores proveedores escandinavos de material y servicios para la industria de la construcción. Las unidades dispuestas por Volvo para tal fin son un FM eléctrico -equipado con trompo para hormigón- y un Volvo FMX eléctrico equipado con grúa.

“Los camiones utilizados en la construcción suelen requerir más potencia y robustez que en muchas otras industrias, y los camiones eléctricos no son una excepción”, señaló Jonas Odermalm, Vicepresidente de Electromovilidad de Volvo Trucks. “Nuestra propuesta de valor debe poder responder a las demandas de alta productividad y disponibilidad, y al mismo tiempo ofrecer los beneficios de la reducción de las emisiones y el menor ruido que conlleva un tren motriz totalmente eléctrico. Por eso las pruebas de campo junto con la colaboración de los clientes son claves para el proceso de desarrollo de esta tecnología”, concluyó el ejecutivo.

Camiones eléctricos en la construcción  Volvo

Camiones eléctricos en acción

Esta tarea encarada por Volvo Trucks permitirá evaluar el rendimiento de los camiones eléctricos, con la finalidad de incrementar la eficiencia y reducir el impacto ambiental. También, las pruebas analizarán el ecosistema general de electromovilidad y los beneficios de los camiones eléctricos para los entornos urbanos a través de un transporte más silencioso, con mayor seguridad operativa y comodidad del conductor.

“Este tipo de pruebas son valiosas para ayudarnos a comprender mejor las operaciones de los clientes y cómo les afectaría la electrificación en el día a día en términos de ciclos de conducción, capacidad de carga, disponibilidad del vehículo, autonomía y otros parámetros, y con todos los beneficios de utilizar un transporte más silencioso y limpio”, declaró Ebba Bergbom Wallin, Gerente de Negocios de Electromovilidad de Volvo Trucks.

Un socio de peso

Swerock es uno de los mayores proveedores escandinavos de material y servicios para la industria de la construcción, con más de 360 canteras y 60 fábricas de hormigón. La firma también tiene un fuerte compromiso con el medioambiente -al igual que Volvo-, por el cual trabaja en el reciclaje para reducir la extracción de material nuevo.

“Junto con Volvo Trucks estamos dando un gran paso hacia el transporte climáticamente inteligente. Esto nos brindará un acercamiento muy significante a los camiones del mañana que reducirán las emisiones fósiles.  Ya tenemos 15 camiones hormigoneros híbridos y a través de este proyecto estamos probando vehículos que funcionan completamente con electricidad”, dijo Hans Orest, Gerente de División de Swerock.

Camiones eléctricos

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí