En los últimos días de diciembre, Scania Argentina puso en marcha una prueba con combustibles alternativos en el transporte urbano de la ciudad de Buenos Aires.

La misma comenzó gracias al trabajo conjunto entre la terminal automotriz, el Ministerio de Transporte de la Nación, el Gobierno de la Ciudad y la línea de colectivos 132.

Se trata de una prueba en condiciones reales de uso, de una unidad Scania propulsada 100% a biodiesel.

La misma será operada por la empresa Nuevos Rumbos SA, propietaria –entre otras-, de la Línea 132 de colectivos y la fase de pruebas tendrá la duración de un año.

“Scania posee a nivel global la más amplia gama de productos propulsados con combustibles alternativos. Este proyecto es una muestra concreta de que el cambio hacia un sistema de transporte sustentable es posible y Scania se propone liderarlo”, comentó Andrés Leonard, Director General de Scania Argentina.

“Iniciativas de esta magnitud no pueden ser llevadas adelante por una única empresa u organización, sino que deben ser fruto del trabajo conjunto entre el ámbito público y el privado. En este sentido, la empresa Nuevos Rumbos S.A. es un aliado estratégico ya que comparte los mismos valores que Scania y es pionera en la implementación de nuevas tecnologías en sus unidades”, explicó Jorge Vittar, Gerente de Buses de Scania Argentina.

combustibles-alternativos
Andrés Leonard, Director General de Scania Argentina junto a Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte de la Nación

Antecedentes de éxito

Scania continuamente realiza grandes inversiones con el fin de disminuir el impacto medioambiental de sus operaciones y las de sus clientes.

Desde 2015, la compañía viene realizando pruebas junto a diversos socios estratégicos, como el realizado con Cliba, la empresa de higiene urbana que opera en la ciudad de Buenos Aires.

Esta labor permitió reducir en más de un 80% las emisiones de gases de los camiones recolectores, utilizando biodiesel durante más de un año.

El biodiesel es un combustible renovable y biodegradable, que reduce significativamente las emisiones de carbono, y es ideal para operar dentro de las grandes ciudades. Además, extiende la vida útil del motor, ya que posee gran poder de lubricación.

Prueba exigente

La prueba iniciada por las calles de la ciudad de Buenos Aires, demandará una alta exigencia para la unidad de Scania propulsado por biodiesel.

La línea 132 une los barrios porteños de Bajo Flores y Retiro, atravesando puntos neurálgicos de la ciudad porteña, como el Cementero de Flores, Plaza Once y Facultad de Medicina.

Por ello, Pablo Barro, presidente de Nuevos Rumbos S.A., destacó que “la compañía está convencida de que el camino correcto es el de la sustentabilidad, y es un desafío a través del cual buscamos establecer estándares de gestión acordes a las necesidades de la Ciudad”.

combustibles_alternativos

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí