Inicio Autotransporte De la cárcel al camión

De la cárcel al camión

0
De la cárcel al camión

Un programa de capacitación permitirá que los reclusos se formen profesionalmente, para pasar de la cárcel al camión como conductores de larga distancia.

Esta iniciativa es una segunda oportunidad que se les brinda a los presidiarios, pero también una forma de reducir el déficit de conductores.

Los reclusos habilitados para participar del programa pertenecen al del sistema penitenciario de Ohio, en USA, y para acceder deben tener sentencias leves o medias.

El programa fue creado por el Departamento de Rehabilitación y Corrección de Ohio, pero que también existen programas similares en Mississippi y Florida. 

Esta segunda oportunidad de pasar de la cárcel al camión, tiene el objetivo de reinsertar a los reclusos en el mercado laboral del transporte.

Como parte del proyecto, los presos deben tomar 40 horas de clases teóricas y luego realizar un examen práctico para demostrar sus habilidades conductivas.

Si superan está primera etapa, los reclusos deben realizar una formación completa con camiones, también con clases teóricas, además de nociones de mantenimiento de camiones.

Luego de terminar el curso, podrán obtener una Licencia de Conducir Comercial (CDL), lo que les permitirá trabajar en cualquier empresa de transporte en USA.

Aún con el curso finalizado, los detenidos no gozarán de reducciones en sus penas, y sólo podrán acceder al mercado laboral al cumplir sus sentencias.

Superada esa instancia, los ya ex reclusos deberán afrontar otras tres semanas más de viaje junto a un conductor instructor certificado, para garantizar la seguridad.

Para el Estado, facilitar que los detenidos obtengan la licencia de conducir permite su resocialización que, en la mayoría de los casos, evita que reincidan.

El programa se hace en sociedad con empresas, lo cual reduce el costo para el estado.

En el mercado común, la licencia de conducir profesional norteamericana puede costar más de 5.000 dólares.

De la cárcel al camión es una propuesta que sirve a todos. A los reclusos, al estado y a los transportistas estadounidenses que necesitan profesionales. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí