El ejército uruguayo repotenció seis Vehículos de Combate de Infantería (VCI) con motores Scania y, luego sumará otras cuatro unidades. (ver video)

Se trata de vehículos anfibios que con los motores de la casa sueca consumirán menos combustible y ganarán en confiabilidad.

Además, la decisión fue tomada en función de las ventajas operativas y del servicio que le ofrece el concesionario José María Durán.

El agente oficial de Scania tiene su sede en la ciudad de Durazno, y desde allí ofrece un servicio óptimo que incluye repuestos originales.

Los anteriores impulsores de estos estos vehículos consumían 1 litro de gasoil por cada kilómetro recorrido y eran muy ruidosos.

Con los motores Scania, el ejército uruguayo gana en confiabilidad y mayor vida útil para sus ahora renovados vehículos.

Gracias a la repotenciación, los VCI ahora pueden recorrer cuatro kilómetros por cada litro de combustible.

A ello se suma menor emisión de gases de efecto invernadero y menor rumorosidad.

Originalmente, los VCI estaban impulsadas por motores de 6 cilindros en V que otorgaban potencia de 300 hp.

Ahora, los nuevos motores Scania de 5 cilindros en línea, ofrecen 310 hp de potencia.

Además de los motores, se reacondicionaron sus soportes y se renovaron los embragues originales por los del Scania L 111.

Los VCI poseen sus orugas, blindaje antibalas, ametralladora y lanzamisiles teledirigidos.

El ejercito uruguayo se potencia con Scania

Tienen capacidad para transportar hasta 8 soldados y tres operadores del vehículo y su armamento.

Repotenciados desde Argentina

Estos vehículos son de origen soviético y fueron fabricados en la década del 70, con gran capacidad todo terreno y velocidad elevada.

“Desde 1984 se han hecho más de veinte repotenciaciones de vehículos de tropas con motores Scania a 11 litros, y debido al éxito que tuvo ese trabajo, nuevamente el Ejército nos convocó a participar de la evaluación de estos proyectos”, señaló Andrés Köhring, Jefe de Ventas de Motores Industriales y Marinos de Scania Argentina.

En tanto, Lucas Woinilowicz, gerente de Desarrollo de Negocios de Scania Argentina, agregó: “el mayor desafío fue acondicionar estos nuevos motores para que ninguna de las capacidades de los tanques se viera afectada, ya que se trata de vehículos anfibios, que además deben trasladar tropas y también tienen capacidad de tiro, entre otras características”.

Las unidades están apostadas en el Batallón 13, sobre un predio de 20 hectáreas en Durazno, Uruguay.

“Indudablemente valía la pena invertir en una repotenciación”, expresó el Teniente Coronel Alejandro Capeluto, jefe máximo del Batallón, y agregó: “Elegimos a Scania porque tiene el conocimiento técnico y está abierta a responder a nuestras necesidades”.

El ejercito uruguayo se potencia