1 octubre, 2022
InicioAutotransporteEl futuro del transporte argentino está en el gas

El futuro del transporte argentino está en el gas

Con un 55 % de la matriz energética argentina dominada por el gas, no hay dudas que el futuro del transporte nacional está en él.

Aunque todavía estamos lejos de prescindir del diésel para mover nuestro transporte, lo cierto es que el gas crece a pasos constantes y firmes.

Su elevado costo, dificultades en el abastecimiento y restricciones en la importación, derivan las miradas del empresariado hacia los camiones impulsados a gas.

La avanzada de empresas como IVECO y Scania que introdujeron camiones a GNC y GLP en nuestro mercado, recibieron una buena respuesta de los transportistas.

Ambas, con sobrada experiencia y probada tecnología en la materia, de hecho, tienen importantes planes para incrementar su oferta de productos a gas en Argentina.

IVECO presentó el primer Hi-Way a gas (ver nota), y anunció que buena parte de sus inversiones en América Latina estarán concentradas en este combustible.

En tanto, la marca sueca aspira a que, en corto plazo, el 20% de su venta de camiones este conformada por camiones alimentados a gas.

el futuro del transporte

El futuro del transporte y la industria

YPF, la petrolera estatal, es uno de los principales actores en el desarrollo del gas en la propulsión del transporte y el mayor proveedor.

Su presencia en todo el país, más el reciente anuncio de la construcción de un nuevo gasoducto desde el yacimiento de Vaca Muerta, alientan expectativas.

A todo ello, el CEO de YPF, Sergio Affronti, anunció que están avanzando con sus operadores, para incorporar surtidores de carga rápida en sus Estaciones.

Las dos posibilidades abren el abanico para el transporte. El nuevo gasoducto permitiría más cantidad de puntos de abastecimiento y el mayor caudal menores demoras en el mismo.

Así, YPF quiere desarrollar corredores con Estaciones de Servicio distribuidas en los puntos de acceso más conectados de las principales rutas argentinas.

Con estos corredores, los camiones de carga y buses de pasajeros impulsados a GNC y GNL, dispondrían de mayor autonomía gracias a una mejor infraestructura.

Actualmente, YPF tiene el 50% del market share del GNC y sus operadores se muestran receptivos para invertir y adecuar sus instalaciones para el transporte.

Además de economía, el impulso del gas también contribuye enormemente con el cuidado del medioambiente. Ambas cosas marcan el futuro del transporte nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad-

TE PUEDE INTERESAR