Después que las bases desconocieran el acuerdo alcanzado por las diversas Asociaciones de Camioneros, el paro sigue con fuerza en Brasil y tal como ayer, la solución al conflicto no parece estar cercana. Aunque en algunos sectores disminuyeron los bloqueos -se redujeron a 16 estados-, se flexibilizó el tránsito de ciertas mercaderías y las fuerzas armadas escoltaron a muchos camiones, la protesta continúa generando altos costos económicos, desabastecimiento en importantes ciudades y caos vehicular.

A pesar de los anuncios presidenciales y del tratamiento en el Senado de buena parte de los reclamos, los camioneros siguen con la medida que ya llegó a su décimo día. El propio presidente brasileño, Michel Temer, descartó cualquier posibilidad de golpe de estado, algo que al parecer alentaban ciertos grupos de ultraderecha. El mandatario también fue claro al expresar que “el gobierno hizo el máximo esfuerzo para darle solución al conflicto”, y abogó por “una pronta solución”.

Mientras tanto, los camioneros en conflicto negaron la acusación de golpismo, pero fueron claros al decir -a través de los grupos WhatsApp por los cuales se comunican-, que “no nos gustan los políticos y tampoco queremos que ellos estén aquí”. A todo ello, los camioneros también comunicaron su deseo de que el resto de la población participe junto a ellos. En tal sentido, una encuesta realizada hace pocas horas, reveló que más de un 80% de los brasileños está de acuerdo con la medida de fuerza.

Mientras tanto, en nuestro país se sigue con atención el conflicto, el cual amenaza con replicarse de este lado de la frontera. Por lo pronto, a través de las redes sociales y sin ningún tipo de bandería política, ya circula una convocatoria para un paro general para el próximo 5 de junio, en principio, en contra de los fuertes aumentos del precio del combustible. Tampoco puede ignorarse que tanto el Sindicato como la Federación de Camioneros, ya declararon que en paritarias van a solicitar un aumento del 27%, una cifra que excede los parámetros propuestos por el gobierno.  Los dirigentes sindicales no descartaron tampoco una medida de fuerza en caso de no llegar a un acuerdo con los empresarios. El tiempo tiene la palabra.

Paro brasileño

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí