El gobierno nacional trabaja en el lanzamiento de un plan de recambio de los colectivos urbanos, por unidades que funcionen con energía eléctrica. El objetivo es integrar la extracción de litio en la cadena de producción de estos ómnibus, y acercar la red de colectivos a los estándares tecnológicos y medioambientales internacionales.

“Próximamente se anunciarán los detalles de una agenda de electromovilidad”, indicó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quién luego, agregó: “Hay que repensar los modelos productivos, articularlos con más y mejor conocimiento, pensar más en la problemática ambiental y aportar mayores innovaciones tecnológicas. Trabajamos en tres ejes: la industrialización del litio, la incorporación de los fabricantes de autopartes y la renovación de la flota del transporte público”.

Los colectivos eléctricos no emiten gases contaminantes, son menos ruidosos, tienen bajo costo de mantenimiento, poseen una autonomía promedio de unos 200 kilómetros, pero tienen un alto costo inicial.

Desde mediados del año pasado, en la ciudad de Buenos Aires circulan cuatro unidades de origen chino como parte de una prueba piloto, la cual incluye unidades propulsadas por biocombustible y GNC.

El gobierno nacional trabaja en la implementación de un sistema de incentivos a la inversión de parte de las empresas de transporte. Esta temática ya fue abordada en conjunto con autoridades de Adefa (automotrices), Afac (autopartistas) y el Smata, gremio de mecánicos.

Una de las ventajas de la electromovilidad en las grandes ciudades, con constantes arranques y frenadas, es que este tipo de vehículos utilizan parte de la energía de frenado para recargar sus baterías. También, que se trata de vehículos más amigables con el medioambiente, aunque en nuestro país la generación se realiza a través de la utilización de combustibles fósiles o generación hidráulica.

Los buses eléctricos poseen grandes ventajas, pero su costo inicial es muy oneroso. Por ello, habría que ver si finalmente el gobierno nacional logra integrar la extracción de litio y su industrialización en nuestro país, con la industria de producción de buses.

El gobierno nacional propone electromovilidad
Por ahora, en la ciudad de Buenos Aires ya circulan cuatro unidades -de origen chino-, propulsadas por energía eléctrica. Esta prueba piloto también incluye buses alimentados por GNC y biocombustible.

El tema de la electromovilidad fue abordador por el Presidente, Alberto Fernández, ante la Asamblea Legislativa. En esa oportunidad, el Presidente se refirió a “proyectos estratégicos de movilidad sustentable”, y también a las explotaciones mineras en general y del litio en particular. Al respecto, agregó: “la minería metalífera y la del litio se presentan como grandes oportunidades para aumentar las exportaciones argentinas”.

El litio se explota en el norte del país y constituye el principal insumo para la fabricación de las baterías que almacenan energía para los artefactos eléctricos. Al momento, existen ya explotaciones privadas y de participación público-privada, en el yacimiento compartido por Argentina, Bolivia y Chile, una de las reservas más importantes a nivel mundial.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí