La Toyota Hilux, la exitosa pick up mediana de la empresa japonesa, cumplió sus primeros 50 años de fructífera trayectoria. Con ocho generaciones en su haber, pocos saben que la Hilux nació sobre los pilares productivos que mandan en el desarrollo de un camión: calidad, durabilidad y confiabilidad.

Para ratificar lo antedicho, el desarrollo y producción inicial de la Hilux corrió por cuenta de Hino Motors, la marca del grupo que produce camiones. El modelo nació en 1968, como sucesora de la Briska, un modelo que no llegamos a conocer por estos pagos y que Hino fabricó hasta 1967.

Hino Briska, antecesora de Hilux

Por ello, la pick up mediana de la empresa nipona tiene sus raíces en el formato de un camión. El punto de partida de su desarrollo y a lo largo de estas ocho generaciones, que Toyota produjo en muchas de sus plantas alrededor del mundo, y comercializó en los cinco continentes, la marca siempre puso el acento en su robustez y la confiabilidad, parte del ADN de la marca.

Hilux: Una historia de éxito constante

Conozca sus ocho generaciones en orden cronológico

Además de su éxito global, en nuestro país –donde se fabrica desde 1997 con destino al mercado local y de exportación-, la Toyota Hilux tiene el privilegio de ser líder en su segmento e inclusive, posee el galardón de haber liderado el ranking total de ventas, incluyendo al mercado de automóviles. Sus virtudes naturales, hicieron de la Toyota Hilux un aliado ideal de sus usuarios en las aplicaciones del agro, pero también, su versatilidad le abrió las puertas hacia otras funciones.

Hasta la actualidad, y a lo largo de su rica historia, Toyota comercializó casi 18 millones de Hilux, adecuadas a cada uno de los mercados en donde está presente, pero siempre con creciente éxito.

“Cuando conocí a un propietario que usa la pick up con fines comerciales, me llamó la atención su declaración de que ‘ Hilux es un socio importante para mí’, dando una palmadita a la carrocería del vehículo como si estuviera junto a un colega”, señaló Hiroki Nakajima, Jefe de Ingeniería de la octava generación de Hilux y actual Vicepresidente de la división de vehículos medianos de Toyota.

Lo antedicho, es casi una declaración de principios de unos de los tantos usuarios que han hecho de Hilux un éxito de producción y ventas. “Un socio vital”, es tal vez la mejor definición de un producto que, en su medio siglo de vida, siempre hizo gala de mantenerse fiel a los pilares que le dieron origen.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí