Hino Motors Argentina, una de las más jóvenes empresas del mercado argentino, eligió para sus confiables camiones el sistema EGR (recirculación de gases escape), para proteger el medioambiente y ajustarse a la normativa Euro V que rige en nuestro país desde el primer día de 2016. Este sistema, que no utiliza urea para el postratamiento de los gases de escape, fue bien recibido por los transportistas locales que de a poco –renovación mediante-, lo están eligiendo cada vez en mayor medida.

Este sistema, mediante un catalizador y un filtro de partículas por donde pasan los gases de escape, permite reducir los gases contaminantes que generan todos los motores de combustión interna. Básicamente, el catalizador -adosado al tubo de escape-, es “un elemento cerámico, que reacciona químicamente con el gas que lo atraviesa y hace que después de la oxidación que se produce dentro del catalizador, el residuo sea menos nocivo”, explica con precisión Marcelo Forte, Field Service Manager de HINO.

“El sistema EGR cuenta con una válvula que desvía material particulado, haciéndolo pasar nuevamente por el catalizador: al enfriar esos gases, se baja la temperatura de combustión y se generan menos gases nocivos”, señala Facundo Álvarez, ingeniero de producto de HINO. Con respecto al filtro de partículas (DPR) -el cual sirve para retener las partículas que no hayan podido quemarse-, Forte agrega: “Con el uso, el filtro se satura y Hino plantea varias instancias para atender a su limpieza porque de no realizarse corre riesgo el motor del vehículo”.

Para cuidad la integridad del motor y hace un correcto mantenimiento de este fundamental filtro, los camiones de Hino posee un sistema claro y sencillo que resulta fundamental para lograr tal objetivo. Un indicador en el tablero de instrumentos, con una escala de 1 a 10, permite lograr fácilmente el cometido. Así, hasta el nivel 4, la limpieza de filtro DPR se realiza de manera automática cuando el vehículo levanta una velocidad sostenida.

Si se trata de una unidad de uso urbano y de constante baja velocidad, la computadora del Hino fuerza la limpieza del DPR inyectando más combustible para elevar la temperatura del escape. Si no se dieran las condiciones anteriores y el indicador de saturación llegue al nivel 6, un indicador comenzara a titilar para indicarle al chofer la necesidad de hacer la limpieza del DPR, con solo apretar un botón y en apenas diez minutos.

Si no se atendiera el aviso precedente, y el indicador llegue al nivel 10 de saturación del DPR, la unidad entrara en modo emergencia, despotenciando el motor de la misma. En tal caso, la limpieza del DPR debe realizarse a través de los técnicos de un concesionario oficial.

“Todas estas instancias son fundamentales tanto para el cumplimiento de la norma como para la integridad del vehículo, porque si no existiera la señal luminosa con la posibilidad de iniciar la limpieza de forma manual y se dependiera únicamente del aviso de la computadora, el chofer puede no enterarse de que el camión necesita reciclarse y pueden surgir muchos contratiempos y fallas que ponen en riesgo el motor”, advierte Marcelo Forte.

Además de esta ventaja diferencial, y tal como decíamos al principio, gracias al sistema EGR, los camiones de la marca del Grupo Toyota, no utilizan urea, con lo cual también aportan a una reducción de los costos operativos del camión.

Hino cuida el medioambiente
Hino cuida el medioambiente y al mismo tiempo la integridad del motor.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí