Levantaron los cortes de ruta en Vaca Muerta, pero los Trabajadores de la Salud, que mantuvieron aislada la zona de los yacimientos durante 22 días, mantendrán cortado el acceso hacia el paso internacional Cardenal Samoré y el puente que une Neuquén Capital con Cipoletti (Rio Negro). Lamentablemente, el corte del paso fronterizo provocará que continuen la protesta de los camioneros chilenos (ver nota) que, debido a dicho corte, tienen aislada a Tierra del Fuego y parados a decenas de camiones.

Luego del largo conflicto, los trabajadores autoconvocados del sector de la salud levantaron los cortes y bloqueos en la cuenca neuquina, pero advirtieron que el conflicto continúa. Este levantamiento de los cortes obedece a la firma del aumento del 53% de aumento (en cuotas y hasta diciembre), entre el Gobierno provincial y ATE, pero que no fue totalmente aceptado por los autoconvocados.

La protesta de 22 días provocó una menor producción, estimada en 3,5 millones de metros cúbicos de gas y alrededor de 10.000 barriles diarios, con pérdidas económicas para las empresas que se estiman en el orden de los 37 millones de dólares. Por otra parte, también resultó comprometido el Plan Gas destinado al invierno, lo cual obligaría al Estado a importar combustibles por alrededor de 200 millones de dólares.

El primer corte levantado, en la mañana del miércoles, fue resuelto por la asamblea del hospital de Añelo, la ciudad epicentro de toda la actividad de Vaca Muerta, que fue la más perjudicada en esta inusual protesta.  

“Toda la sociedad de Añelo ha soportado y padecido durante más de 30 días los cortes de las rutas de acceso a nuestra ciudad. Cortes de ruta que no sólo han perjudicado la actividad hidrocarburífera, y así a los ingresos económicos de nuestra provincia, sino que también han perjudicado a nuestros vecinos: a los comerciantes, a los que trabajan en localidades cercanas, a los que trabajan en esta localidad, a los trabajadores de seguridad, a los trabajadores de las estaciones de servicios, a los productores locales, a los emprendedores, y a muchos más”, señaló el intendente local, Milton Morales.

Antes del levantamiento, el intendente solicitó a la Justicia neuquina que garantice el libre acceso a las rutas de la localidad. “Añelo no puede continuar siendo rehén de un grupo minoritario con intereses políticos y desestabilizantes, que no permiten trabajar ni retomar una vida normal”, concluyó.

Por si fuera poco, la zona del Alto Valle de Río negro se vio perjudicada, como así también la capital neuquina y otras ciudades del interior. Falta de combustible y desabastecimiento de insumos básicos, fuero el gran temor de propios y extraños. Aún cuando los trabajadores levantaron parcialmente su protesta, lo ciero es que para los camioneros las dificultades siguen en Samoré y en Tierra del Fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here