Más novedades del “megadecreto”

0
118

La semana pasada, dábamos cuenta del nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 27/2018, con el cual se modificó la Ley Nacional de Transito 24.449. Este, nos traía como principal novedad la autorización de los bitrenes, pero que dejó para el análisis otras modificaciones que establecen nuevas obligaciones y requisitos para el transporte de carga y pasajeros.

Así, el “megacreto” del gobierno argentino establece que la relación peso–potencia será de 4,25 CV por Tn transportada, lo cual equivale a decir que, para transportar las 45 toneladas brutas de rigor, habrá que contar con camiones con una potencia superior a los 192 CV. También, se establece una nueva altura para el transporte de cargas (4,30 m), y hace especial hincapié en la responsabilidad del conductor y el dueño del camión, con respecto al mantenimiento de la unidad o colectivo. Estos actores serán responsables del estado de conservación de la unidad, pudiendo las empresas aseguradoras declinar su actuación en caso de accidente. Ahondando un poco más en el decreto y su artículo 53, el mismo establece que la antigüedad máxima para el transporte de cargas generales será de 20 años, en tanto, para cargas peligrosas o transporte de pasajeros, las unidades no deberán superar los 10 años.

Aunque esto último no haya sufrido modificaciones, lo cierto es que el gobierno anunció rígidos controles para la supervisión de pesos y medidas, los cuales estarán a cargo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y la Gendarmería Nacional, quienes tendrán la potestad de retener el vehículo. El decreto también deja en manos de la ANSV la autoridad para el otorgamiento de todo tipo de licencias. Esto último anula la autoridad de la CNRT, pero nada se sabe –hasta el momento-, sobre los exámenes psicofísicos que estaban bajo la órbita del sindicato de camioneros, pero podrían quedar fuera de su alcance.

Al parecer, el gobierno está especialmente comprometido a establecer controles más duros en nuestras rutas, lo cual podría derivar en fuertes multas y/o retención de la unidad. La antigüedad de las unidades, el mantenimiento de las mismas, la vigencia de la VTV y la RTO, el uso de sistemas que permitan controlar velocidad, distancia y tiempo en cualquier momento y lugar, más la relación peso-potencia, serán los principales ítems a controlar y tener en cuenta.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí