Mercedes-Benz un ejemplo de inclusión

0
36

Html code here! Replace this with any non empty text and that's it.

A lo largo de 20 años, sin claudicar un solo día, Edgardo Pezzetoni viajaba en colectivo desde el porteño barrio de Belgrano, hasta Virrey del Pino (en el Partido de La Matanza), sede industrial de Mercedes Benz Argentina. Una hora y media de ida y otro tanto de vuelta, era el sacrificio diario que Edgardo hacía para afrontar sus responsabilidades en el comedor de la planta.

Una historia similar a la de miles de trabajadores argentinos que, en este caso, se destaca especialmente por el tesón puesto a lo largo de dos décadas, para superarse e integrarse a un equipo de trabajo que desde el comienzo lo acogió y lo alentó en su tarea y en su particular esfuerzo.

Edgardo posee síndrome de Down y a los 51 años, decidió retirarse del mundo laboral, para descansar y continuar con otras actividades que llenan su vida y lo hacen feliz. A partir de ahora, sus días se completarán con sus partidos de pelota-paleta, la natación y el gimnasio, además de sus clases de teatro y guitarra.

A lo largo de su trayectoria, Edgardo nunca faltó a sus tareas ni quiso ser tratado de manera diferente. Su potencial aplicaba perfectamente para la realización de las tareas asignadas en diferentes empresas concesionarias que, a lo largo de estos 20 años, contaron con sus servicios, los cuales matizó con su habitual buen humor.

Su historia de esfuerzo y superación contó con el invalorable apoyo de su familia (de su madre y de su hermana Georgina), y de Mercedes-Benz Argentina que, en su último día de trabajo, lo homenajeó junto a sus compañeros; el director de Planta, Marc Sperling; y el presidente Roland Zey, entre otras autoridades.

El cariño y la emoción se adueñó de las instalaciones de Mercedes Benz, en donde Edgardo dejó una huella imborrable y un ejemplo que resalta que los esfuerzos, por promover la diversidad y la inclusión, siempre llegan a buen puerto

Gustavo Castagnino, director de Relaciones Institucionales de Mercedes-Benz Argentina, puso en palabras el colofón que el homenaje y la trayectoria de Edgardo merecía: “En Mercedes-Benz, no solo construimos los mejores autos, también creamos grandes grupos humanos. Edgardo es una excelente persona y es un gran ejemplo para cada uno de los empleados de Mercedes-Benz; su entusiasmo demostrado desde su primer día de trabajo ha dejado su legado en la empresa”.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí