Volvo Trucks realizó la llamada “prueba incorrecta”: lanzar un peso de 2 toneladas, desde una altura de 3 metros, sobre la caja de un camión. Una prueba que nadie que preserve su herramienta de trabajo haría, pero mírala acá.

 

La misma se realizó sobre la caja de un camión Volvo FMX, el camión especialmente desarrollado para las tareas más duras, equipado con su caja automatizada I-Shift de marchas súper reducidas, la más robusta de la marca.

En un ambiente totalmente controlado por los ingenieros de Volvo Trucks, la marca de Gotemburgo realizó el testeo “tirando” un bloque de dos toneladas de acero, sobre la ubicación de la caja de cambios.

La tarea comenzó con una altura de 0,50 metros, para luego elevarse sucesivamente a 1 metro; 1.5, 1.8, 2, 3 y finalmente, 3.5 metros. Recién en esta última instancia, el acero arrojado provocó una grieta en la carcasa de la I-Shift y uno de sus soportes.

Esta prueba extrema se realizó en 26 oportunidades, con la finalidad de probar la robustez de la caja, su anclaje y los soportes traseros del motor, llegando a una fuerza equivalente –teniendo en cuenta altura y peso-, de 214 toneladas.

 

Prueba incorrecta-Volvo-FMX

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí