Finalmente, a pocos meses de su presentación en Brasil, llegó a nuestro país, la nueva gama Delivery de Volkswagen. Una familia de camiones livianos que cubre un amplio espectro de aplicaciones, desde las 3,5 a las 13 toneladas. Para su arribo al mercado argentino, la división Camiones y Buses de Volkswagen eligió dos modelos de 9 (9.170)y 11 toneladas (11.180), a los cuales, les seguirá otra opción de 6 toneladas.

Presente en nuestro país desde 1998, la gama Delivery logró hacerse un importante espacio en el mercado, cubriendo siempre las necesidades de la logística urbana. A partir del crecimiento de las demandas citadinas, MAN Latin América diseñó este camión “de adentro hacia afuera”, según las propias palabras del Gerente General de Volkswagen, Federico Ojanguren. “La premisa para su diseño y desarrollo fue, brindar el máximo espacio interior, con el mayor confort para el conductor y los ocupantes de la cabina”, agregó el ejecutivo.

Acceder a la cabina del Delivery es una tarea cómoda gracias a la buena apertura de puerta, un peldaño (con protector antiasalto), y un asa bien ubicada. Frente al volante, encontrar la posición de manejo más cómoda y adecuada, también es una empresa fácil. Una butaca, con suspensión neumática y válvula que permite ajustar su altura de acuerdo al peso del conductor, ya resulta un diferencial placentero. La regulación longitudinal y del respaldo, se conjugan con el volante (de contenidas dimensiones), y la columna de dirección -regulable en altura y profundidad-, para lograr el mayor confort.

A rodar

Al girar la llave de contacto, el motor Cummins ISF, de 3,8 litros y tecnología SCR (Euro V), que ofrece un torque máximo de 600 Nm, con potencias de 165 y 175 cv (de acuerdo a la versión), apenas se siente gracias a la excelente insonorización de la cabina. Puesto a rodar, la dirección es precisa y en similar sintonía responde la caja de velocidades (Eaton de seis marchas con 2 sobremarchas).

A la vista, un completo y bien legible instrumental analógico y digital, permite disponer de toda la información necesaria sobre el funcionamiento del camión –con menú “diagnosis”-, y de la performance del conductor que, gracias a un “económetro”, puede ajustar su modo de conducción para que su motor siempre gire dentro de la franja económica. Con este sistema, el conductor recibe las indicaciones necesarias para realizar el cambio de marcha en el momento preciso y así, colaborar en el ahorro de combustible y la preservación de todos los componentes mecánicos.

Dentro de la amplia cabina, se suman a la butaca dos asientos para los acompañantes, todos con cinturón de seguridad y apoyacabezas, tapizados con tela “hidrorepelente”. Diversos espacios portaobjetos, en puertas, consola central y por encima del parabrisas, permiten guardar todo lo necesario. En el centro y a cómoda distancia del conductor, un panel ajustable permite alojar el equipo de audio y de ser necesario, equipar al Delivery con otros elementos como tacógrafo, GPS, radio VHF o bien, otros instrumentos necesarios para la tarea.

La dirección es suave y el menor radio de giro, permiten disfrutar del manejo y asegurar maniobras en espacios reducidos. El embrague de mayores dimensiones, reduce el esfuerzo sobre el pedal y aumenta la vida útil del mismo. Los frenos de servicio responden correctamente y para aumentar la seguridad, el nuevo Delivery está provisto de freno motor con válvula mariposa sobre el escape. El control de velocidad crucero suma confort y permite viajes interurbanos mucho más cómodos.

A trabajar

Otra de las novedades del nuevo Delivery es un nuevo chasis, más liviano gracias al perforado de fábrica, el cual permite ajustar la caja o carrocería que el cliente requiera. Beneficioso para la tara (400 kg más de carga útil), y para la tarea del carrocero, quién no necesita alterar ni la rigidez, ni la protección anticorrosiva de las vigas. También, esta tarea se ve simplificada al poder reubicar el tanque integrado de combustible y urea, la rueda de auxilio e inclusive, el eje trasero.

Más liviano en un 10%, el Delivery no pierde la robustez que lo caracterizó a lo largo de su rica historia de trabajo y ahora, la plataforma de carga ofrece una menor altura. La suspensión fue proyectada con ballestas parabólicas, de bajo peso, para proporcionar confort, estabilidad y robustez. Los frenos de tambor, junto a los sistemas ABS y EBD, suman seguridad al nuevo Delivery.

A la hora del mantenimiento, el nuevo sistema basculante de la cabina es otro valor agregado del confort. Un comando en el interior de la cabina, con alarma sonora (de puerta abierta) y una palanca de fácil accionamiento, proporciona la seguridad y la comodidad que la operación exige.

Fichas Técnicas

9.170

11.180

Equipamiento (Serie y Opcionales)

El diseño y la fabricación del Nuevo Delivery

Exteriormente, el nuevo Delivery es atractivo y moderno sin perder su aspecto robusto y confiable. Una buena aerodinámica se asocian a sus otras virtudes, para ofrecer un producto económico y rentable. Una parrilla de delicada estética, domina el área frontal junto a un parabrisas enterizo y generosos retrovisores que, en conjunto, aseguran una excelente visibilidad. En la parte baja, un robusto paragolpes suma ventilación para el motor e incorpora generosos faros, luces de posición y giros. La cabina, construida con materiales amigables con el medio ambiente, permite que el 90% de sus componentes sean reciclables gracias al empleo de piezas y partes de acero y plástico polipropileno.

La estructura de la cabina recibió el refuerzo de aceros de alta resistencia, y su construcción se realiza a través de 38 robots que le confieren a la línea de montaje un nivel de automatización del 60%. El 100% de las cabinas son medidas en la línea de armado para garantizar el estándar de soldadura y calidad. Más de 170 puntos son evaluados por los propios robots que, en tiempo real, envían la información al laboratorio de metrología.

Para la llegada del nuevo Delivery, Volkswagen amplió su fábrica en casi cinco mil metros cuadrados, bajo el concepto medioambiental de utilizar iluminación natural. La línea de montaje final posee equipo de alineación, un robot para pegar el parabrisas delantero y la luneta. El proyecto Delivery demandó 5 años de desarrollo, 2.000.000 horas de ingeniería, 150 profesionales dedicados, 200 horas de clínicas de producto con clientes y más de 4.000.000 de kilómetros recorridos en pruebas dinámicas.

Con el éxito de ventas que el nuevo Delivery logró en Brasil ni bien se presentó, su llegada a nuestro país ofrece una excelente plataforma de crecimiento para la marca, que prontamente enriquecerá la gama con el modelo de 6 toneladas que antes mencionábamos, y una versión de transmisión automatizada -en desarrollo y prueba-, que coronará el objetivo inicial: mayor confort para el conductor.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí