A los constantes aumentos de insumos para el sector logístico, el gobierno impuso una nueva traba a las inversiones productivas.

En efecto, a través del Decreto N° 837/2018, el Gobierno Nacional dio de baja, del listado de bienes cuya importación se gravaba en forma reducida, las “máquinas de warehouse con mástiles”.

Así, los indispensables autoelevadores para la logística y el movimiento de cargas, pasarán de tributar de un 2% a un 14% por derechos de importación.

Estas máquinas, consideradas como “bienes de capital”, no se producen en la Argentina y el aumento tributario no hace más que atentar contra las tan ansiadas inversiones y sumarse al alza de los costos logísticos.

Por si fuera poco, en su comunicado de prensa, la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), destaca que “esta y otros tipos de medida que impactan notablemente en los números de las empresas, las tarifas y, en consecuencia, en el ya famoso costo argentino de producción”.

En el mismo sentido, la entidad logística señaló que esta modificación incrementa la maquinaria mencionada entre un 10 y un 12%, lo cual impacta directamente en los costos logísticos.

Para concluir, CEDOL anunció que realizará los reclamos correspondientes en nombre del sector, ante los Ministerios de Transporte y de Industria y Trabajo, respectivamente.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí