Opinión: Sobre el paro y la importancia de un transporte moderno

0
45

Según las redes sociales, la primera jornada del paro propuesto por los transportistas de granos, tuvo un acatamiento dispar. Lamentablemente, los medios periodísticos nacionales –que tienen acceso información de todo el país-, poco y nada dijeron o escribieron sobre su realización, sus motivos y sus objetivos. No es de extrañar, el sector de granos es –casi con seguridad-, uno de los sectores más desprotegidos y vulnerables a los constantes aumentos de costos (gas oil, peajes, presión impositiva, etc), los cuales tienen directo impacto sobre la rentabilidad y los ingresos de miles de familias argentinas.

Tristemente, las tarifas promovidas por las entidades que los representan –consensuadas con otras instituciones involucradas-, no se respetan y las empresas dadoras de carga, a pesar de haber sido altamente beneficiadas con la reducción o eliminación de retenciones, siguen presionando sobre el transporte de granos para mantener su alta rentabilidad. Tal vez, habría que recordarles que, en otros tiempos políticos, el transporte de granos, o mejor dicho, los transportistas de granos, apoyaron decididamente sus reclamos poniendo el cuerpo y su propio capital –camiones-, a la vera de las rutas.

Al mismo tiempo, el gobierno hace cambios profundos mediante un decreto (peso potencia, bitrenes, antigüedad de las unidades, etc), y también, implementa importantes campañas sobre la seguridad vial. Sin embargo, con respecto a las tarifas, parece mirar para otro lado sin considerar que una ganancia exigua pone en riesgo el ingreso de las familias y también, el mantenimiento de las unidades y por ende, la seguridad que se necesita en nuestras rutas. Contradictorio, no?

Por otra parte, ante los inminentes cambios que pretenden modernizar el transporte nacional, nada se dice sobre el modo en que se implementarán, los tiempos que se dispondrán para renovar unidades o bien, las líneas crediticias –flexibles y accesibles- que si o si, deben otorgarse para poder acceder a unidades nuevas o por lo menos, más modernas. Esta ausencia de información crea incertidumbre y angustia en un sector que es, me atrevo a decir, la columna vertebral de la economía argentina. Por tal motivo, sería bueno que antes de difundir buenas noticias -como es lograr un transporte más moderno y rentable-, se estudiara y se diera solución a todos los involucrados en esta problemática. Tal vez, poniendo el ojo fiscalizador para que efectivamente se paguen tarifas lógicas y acordadas, sea el mejor primer paso para tener a mediano plazo el transporte más moderno y eficiente que todos queremos y necesitamos.

Por último, volviendo al principio de la cuestión y más allá del éxito o no del paro autoconvocado por los transportistas de granos, es bueno decir presente para que se sepa que hay un sector que necesita ser escuchado y así, acordar soluciones que vayan mucho más allá de un sector determinado y resulten beneficiosas para toda la comunidad.

  • La foto principal es meramente ilustrativa

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí