Optimismo, pero moderado, sería el justo resumen del reciente comunicado publicado por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

En efecto, el optimismo se refleja en el mismo, teniendo en cuenta que se prevé una desaceleración en los aumentos en los próximos meses, tal como surge de los análisis realizados por los expertos de la entidad.

Así y todo, en febrero los costos subieron un 3.6% según el Índice de Costos publicado por la FADEEAC, el cual se explica con el ajuste salarial. El mismo tuvo un incremento del 13.3% en el rubro Conducción.

De tal forma, el valor de febrero hace que en el primer bimestre de 2020 el aumento acumulado sea del 5.79% en los costos de transportar mercadería y aunque se prevé una desaceleración en los próximos meses, la suba en los últimos doce meses es del 51%.

Tal como lo indica el comunicado, “que se mantengan estables varios insumos claves como el combustible, los peajes y el dólar, así como los menores incrementos relativos al personal, permiten prever que los aumentos no serán tan grandes en lo próximo. Sin embargo, en febrero la suba fue elocuente, también a partir de la aceleración de los costos en rubros vinculados a la mano de obra, como Reparaciones (3,9%) y Gastos Generales (5,7%). El cálculo incorpora la asignación extraordinaria no remunerativa acordada por FADEEAC y la Federación Argentina de Trabajadores Camioneros”.

La información suministrada por la FADEEAC también indica que en febrero se registraron bajas en el Combustible (-0.69%) y, nuevamente, en el Costo Financiero (-4.73%), en el marco de los descensos de las tasas de interés por parte del Banco Central de la República Argentina, lo que resulta positivo para las empresas.

Finalmente, Seguros aumentó un 2%, al tiempo que Material Rodante y Neumáticos lo hicieron por debajo del 1% (0.82% y 0.62%, respectivamente). El resto de los rubros no presentó modificaciones en relación con enero de 2020.

Si bien se prevén mejoras en los próximos meses, lo cual genera el moderado optimismo al que hacíamos referencia, el Índice de febrero representa un nuevo peso para el sector, que opera todavía en un contexto inflacionario, con caída en los volúmenes transportados y una carga impositiva del orden del 42% en la tarifa final del flete.

Optimismo en los transportistas

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí