A través de un comunicado oficial del Ministerio de Salud de la Nación, el gobierno argentino resolvió extender hasta el próximo 14 de abril, la fecha límite para que los transportistas internacionales tramiten sus permisos de cruce fronterizo.

Según indica el mencionado comunicado, “Se informa que las obligaciones de circulación para operadores, transportistas y tripulantes de medios de transporte internacionales impuestas con el objetivo de disminuir la transmisión del COVID-19 en el marco de la segunda ola, entrarán en vigencia a partir de las 00.00 horas del día miércoles 14 de abril del 2021, de acuerdo a lo establecido por el artículo 3 de la Decisión Administrativa N° 342/21″.

La esperada medida y el plazo dispuesto, permite que los transportistas extranjeros que se encuentren en tránsito hacia la Argentina, puedan cumplir con las nuevas exigencias. Esto, reconoce un trato recíproco a las decisiones tomadas por los países vecinos con respecto a los transportistas argentinos.

Además de las resoluciones tomadas por los países limítrofes, el gobierno nacional ratificó que las fronteras del país seguirán cerradas hasta el 30 de abril y que continuarán suspendidos los vuelos provenientes del Reino Unido, Chile, Brasil y México. También la disposición de las medidas sanitarias preventivas para quienes ingresen a la Argentina. Entre ellas se incluyen el testeo de coronavirus.

En cuanto a los transportistas, los extranjeros deberán contar con testeo de coronavirus negativo realizado dentro de las 72 horas de ingreso al país; los nacionales deberán realizar testeo de antígenos dentro de las 72 horas de ingreso al país.

La esperada medida y el plazo necesario para realizar los permisos correspondientes es bienvenida por el sector del transporte internacional, pero también sería de gran utilidad que las autoridades aduaneras colaboraran con el transporte que, normalmente, para realizar sus trámites de paso deben esperar largas horas en espacios que no son los adecuados.

Esta aglomeración de transportistas y sus demoras, aún con sus permisos en regla, también atentan con el posible contagio del Covid-19. La solución es sencilla y económica: sentido común.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here