En línea con su política de lograr un transporte sustentable y gracias a la llegada de la nueva generación de camiones, Scania Argentina readaptó su sistema productivo en nuestro país.

Esta ratificación de su compromiso con la sustentabilidad, generó importantes cambios para su planta de Colombres, provincia de Tucumán. Tales modificaciones se asentaron sobre tres pilares básicos: eficiencia energética, combustibles alternativos y electrificación, y transporte inteligente y seguro.

“El transporte está detrás de todo lo que vemos, es la base de una economía competitiva. Pero actualmente también contribuye en parte a la problemática del calentamiento global, por eso la ambición de Scania es liderar el cambio hacia un sistema de transporte sustentable. La electrificación, la digitalización, y la automatización son ejemplos de realidades que ya están cambiando nuestra industria”, explicó el director general de Scania Argentina, Andrés Leonard.

En ese camino, la planta tucumana renovó con equipos led todas las fuentes lumínicas, consiguiendo de tal modo un ahorro aproximado del 10% en el consumo total de energía de la planta y sus secores administrativos.

En forma adicional, Scania utiliza emulsiones sintéticas y de aceite de corte biodegradable, que no sólo permiten emplear lubricantes de origen más amigables con el medio ambiente, sino que también, extender su vida útil en los procesos productivos, reduciendo el consumo de hidrocarburos durante la fabricación.

Por su parte, Fabio Barreto, director general de la fábrica de Scania en Tucumán agregó “El compromiso asumido por Scania a nivel global en materia de sustentabilidad no solo se materializa a través de sus productos y servicios, sino también en la actividad industrial de todas sus plantas”, señaló Fabio Barreto, director general de la fábrica de Scania en Tucumán.

“El plan de inversiones de 35 millones de dólares anunciado en marzo tiene como objetivo no solo alcanzar un mayor nivel de eficiencia y capacidad productiva, sino también ser más amigables con el medio ambiente”, agregó Barreto.

Además de lo expuesto, Scania realiza el tratamiento de los residuos, los aceites y virutas metálicas, los cuales son reciclados en su totalidad para volcarlos a nuevos procesos productivos o convertirlos en materiales reutilizables.

Otros residuos producto de la fabricación, son enviados rigurosamente a plantas recicladoras de la provincia. En cuanto al tratamiento de efluentes cloacales e industriales, Scania Argentina posee una planta que le permite su reutilización para riego de suelos de fincas aledañas y para los procesos productivos en la empresa.

Para la logística en el interior de la planta, Scania utiliza vehículos autónomos, los cuales disminuyen el flujo del transporte interno de la planta. También, la firma sueca reemplazó los auto elevadores de combustión interna, por nuevas unidades eléctricas.

política-sustentable-scania

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí