En los últimos días se sucedieron una serie de reuniones positivas para el transporte argentino. Las mismas, tuvieron como protagonistas a entidades representativas del sector y autoridades Nacionales.

Por un lado, FECOTAC Y CATAC, acordaron algunas medidas para mitigar los impactos negativos de la aplicación de la normativa vigente de peso/potencia y la cuestionada homologación de modificaciones de fábrica de los vehículos de carga.

De tal forma, se resolvió que los camiones de menos 4.25HP (por ejemplo: Mercedes Benz 1114, 1518, Fiat 619, entre otros), puedan continuar circulando con un peso bruto de 45 toneladas solo por un año más.

También, y con referencia a los talleres RTO, se solicitó un mayor control sobre los mismos, con la finalidad de evitar irregularidades o bien, que estos se extralimiten en sus atribuciones.

En este marco de reuniones positivas, autoridades de FADEEAC se reunieron con sus pares de CATRAI (Cámara Argentina de Talleres de Revisión de Autotransporte Interjurisdiccional), por la VTV

Ambas entidades mantuvieron una mesa de trabajo para considerar las diferencias entre la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) y la Verificación Técnica Vehicular (VTV).

En ella se analizó la disposición 25/2009 dictaminada por la Subsecretaría de Transporte y el decreto 32/2018 que regula aspectos asociados a los vehículos de transporte de carga, como los pesos máximos que estos pueden transmitir a la calzada y las configuraciones que los complementan.

Por otra parte, se trataron temas referidos a la Asociación de Ingenieros y Técnicos del Automotor (AITA) y la revisión de los talleres de cada empresa para ordenarlos y ajustarlos al decreto y la disposición.

En este marco de reuniones positivas, se acordó la continuidad del trabajo conjunto para lograr optimizar el sistema, estableciendo un cuarto intermedio para disponer próximas reuniones.

Por último, el grupo de transportistas autoconvocados decidió en asamblea, levantar las protestas que llevaban a cabo desde la semana pasada en el acceso al puerto bonaerense de Bahía Blanca.

La protesta de los camioneros había comenzado el pasado viernes en reclamo de una tarifa fija y la prórroga de la ley de peso y potencia, que establece un plazo para sacar de circulación los camiones de baja potencia, que hoy trasladan hasta 45 toneladas.

La medida se dio en el marco de la mayor actividad de los puertos de la provincia de Buenos Aires, Bahía Blanca y Necochea, como consecuencia de la emergencia hídrica del río Paraná, que aumentó los costos logísticos en un 300% y produjo importantes demoras por el desvío de carga desde el Gran Rosario hacia los puertos bonaerenses.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here