La ciudad de Neuquén y algunas ciudades del Alto Valle rionegrino, se están quedando sin combustible, debido a la fuerte protesta de los Trabajadores de la salud neuquinos.

El reclamo, con cortes de rutas que aíslan las estratégicas y productivas zonas de Plaza Huincul, Vaca Muerta y Añelo entre otras, está provocando que las estaciones de servicio YPF de la región hayan empezado a quedarse sin combustible.

Sin bien los reclamantes y las autoridades del gobierno neuquino siguen desarrollando largas reuniones, en búsqueda de soluciones que permitan el levantamiento de los cortes, el faltante de combustible ya se hizo notar en Neuquén capital y en General Roca, cabecera del Alto Valle de Río Negro.

En la ciudad rionegrina y desde el pasado domingo, ya es imposible conseguir nafta súper en los expendedores de la marca YPF y para complicar aún más la situación, en pocas horas se terminarían las reservas de los otros productos.

Tanto para Neuquén como para las ciudades del Alto Valle, Valle Medio y en la región Atlántica rionegrina, las ventas de la petrolera estatal son fundamentales y estas dependen de la provisión de los camiones que provienen de la refinería de Plaza Huincul.

Por el momento, y si bien la situación solo atañe a las estaciones de servicio YPF -sin afectar a otras marcas-, lo cierto es que la petrolera estatal concentra aproximadamente el 54% del volumen de venta de combustibles líquidos en el país y sus estaciones representan el 35% del total de las bocas de expendio.

De tal forma, es lógico pensar que, si la protesta y sus respectivos cortes de ruta se prolongan en el tiempo, es posible que a corto plazo habrá inconvenientes de suministro para las otras firmas que, por lógica, recibirán una demanda muy superior a la habitual y por encima de su capacidad.

La situación en la cuenca neuquina sigue siendo tensa porque a pesar de las diversas reuniones, que no se interrumpieron durante el fin de semana, solo hubo pequeños progresos como lo fue una reubicación del corte que se concentró en Plaza Huincul, el cual alivió un poco a los centenares de camioneros que están varados sobre las rutas. 

Si la zona queda definitivamente sin combustible, y aun cuando se levanten los cortes, la situación tardará en normalizarse debido al volumen a reponer y la cantidad de estaciones de servicio que habrá que abastecer en forma simultánea.

La última reunión, realizada en la tarde-noche del lunes, no dio los resultados esperados. Por el contrario, se sumaron otros cortes que, por ejemplo, cortaron el acceso a la ciudad de 5 Saltos (Rio Negro). Por ahora, los únicos que “pagan los platos rotos” son los camioneros, impedidos de trabajar y varados sobre la ruta, con el consecuente perjuicio.

Sin combustible en Neuquen y el Valle

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí