A través de un comunicado de prensa y una nota a las autoridades nacionales, FADEEAC -Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas-, pidió el sinceramiento del precio del combustible.

Tal solicitud se da en el marco del “congelamiento” dispuesto por el Gobierno Nacional por el plazo de tres meses, el cual provoca una importante disparidad de valores en las diferentes regiones del país, desabastecimiento de combustible, menores descuentos y cupos de entrega que las empresas recibían de las refinadoras.

Según el Decreto 601/19, el Gobierno congeló los precios de los combustibles en surtidor, lo que les permitió a las empresas proveedoras aumentar todos los otros medios de comercialización, como en las tarjetas que cada refinadora emite, donde el precio es un 5% mayor al de surtidor.

En tanto, las medianas y grandes empresas de transporte que consumen este insumo en importantes cantidades o a granel, que naturalmente tienen un valor menor que el de surtidor debido a que no cuenta con costos de comercialización, se vieron afectadas con aumentos que rondan el 10%.

Esta situación obliga a las grandes empresas a cargar en surtidor, lo cual podría provocar desabastecimiento y también, el colapso de las estaciones de servicio.  

También, la problemática incluye la imposibilidad de trasladar los aumentos a las tarifas, por cuanto las empresas dadoras de carga no lo reconocen, aduciendo el mentado “congelamiento”.  

Del mismo modo, resulta imposible ignorar la incidencia del costo del combustible en el costo total de la actividad, el cual supera el 36% promedio y la incidencia del costo del transporte en la producción, lo cual podría potenciar la inflación y repercutir seriamente en la economía de las familias argentinas.  

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí