Transportar mercadería costó un 2.40% en abril y en el último año la suba llega al 68%, y a un 14.45% en el primer cuatrimestre de 2019.

A pesar de las declaraciones, la inflación sigue su curso alcista y en tal sentido, el transporte es uno de sus principales damnificado; a modo de ejemplo, en abril último, poner en marcha un camión costó un 2.40% con respecto al mes de marzo.

Así lo refleja el Índice de Costos de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), del cual se desprende que la suba del combustible y de otros insumos, en los que impacta el alza del dólar, fueron los principales impulsores de este incremento.

Con un 68% en el último año y 14.45% de aumento en el primer cuatrimestre de 2019, los constantes aumentos impactan directamente en la operatorio del transporte y su competitividad.

Lamentablemente, las cifras mandan y no se avizoran mejoras en el corto plazo. En la generalidad de los incrementos, se destaca el combustible, que sumó un 3.5% en abril, luego del impactante 8 % de marzo. Así, tanto en los segmentos minorista como mayorista del gasoil, el aumento acumula un 12.8 % en el primer cuatrimestre.

Desde la desregulación del mercado de hidrocarburos, el incremento ya alcanza la impresionante cifra de un 125%, con el consecuente deterioro de la ecuación económico-financiera de las empresas.

En tanto, en este último mes, otros aumentos volvieron a encender la luz de alarma: Lubricantes (9.5%), Material Rodante (5.50%), Reparaciones (3.67%) y Neumáticos (5.37%).

Para completar el caótico panorama, también aumentaron los Gastos Generales (6.79%) y los Peajes (1.10%), a los cuales se debe sumar 5.25% de aumento en Personal que rige desde mayo.

Transportar mercadería por camión es un rubro no solo afectado por los constantes aumentos, sino que también, se ve perjudicado por las fuertes caídas en los volúmenes transportados para el consumo masivo, la industria y la construcción, entre otros.

Para completar el pesimista panorama, no se puede soslayar la presión impositiva, del orden del 40%, y además las altas tasas de interés e incertidumbre cambiaria.

Mira la galería de gráficos y la evolución de los aumentos

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí