Toyota anunció que ofrecerá transporte automatizado a través del suministro de 20 vehículos e-Palette versión Tokio 2020, a los atletas en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

Este transporte automatizado ofrecerá una ruta de transporte dentro de la villa olímpica y paralímpica, y estará disponible para los atletas y el personal auxiliar.

Los e-Palette son vehículos eléctricos automatizados que se han adaptado específicamente para su uso durante los Juegos. Para ello, se tuvo en cuenta durante el proceso de desarrollo las opiniones de los atletas respecto a sus necesidades de movilidad.

“Los atletas olímpicos y paralímpicos trabajan incansablemente para lograr lo imposible y nosotros queríamos ofrecerles un vehículo diseñado y calibrado para adaptarse a sus necesidades de movilidad durante Tokio 2020”, explicó Takahiro Muta, responsable de desarrollo de la versión exclusiva del e-Palette para Tokio 2020.

“Durante todo el proceso de desarrollo, los atletas y, en particular, los atletas paralímpicos nos ayudaron a entender mejor cómo podíamos adaptar y actualizar el e-Palette para ofrecer una movilidad sencilla, práctica y cómoda. Es para nosotros un orgullo colaborar con ellos en un vehículo que no solo trasladará físicamente a los atletas por las villas olímpica y paralímpica, sino que también les ofrecerá nuevas oportunidades de interactuar entre ellos, compartir nuevas experiencias y despertar emociones”, agregó.

El e-Palette es el primer vehículo de Toyota desarrollado expresamente como transporte automatizado, para aplicaciones de movilidad autónoma como servicio, uniendo la electrificación, redes conectadas y tecnologías avanzadas de conducción.

La versión para Tokio 2020 se ha adaptado en función de las necesidades singulares de las villas olímpica y paralímpica, con grandes puertas y rampas eléctricas para que grupos numerosos de atletas, incluidos los paralímpicos, puedan acceder de forma rápida y fácil.

El vehículo estará controlado por un sistema de conducción automatizada que puede circular a hasta 20 kilómetros por hora, con la ayuda de un operario de seguridad a bordo.

Esta experiencia en Tokio 2020 le permitirá a Toyota seguir desarrollando el e-Palette como base para aplicaciones futuras de movilidad como servicio.

Diseñado para una movilidad cómoda

El diseño cúbico del vehículo se destaca por su simetría y ruedas situadas en las cuatro esquinas. Ofrece un espacio interior amplio y confortable que incorpora soportes y asientos fáciles de usar independientemente de la altura. El vehículo también tiene colores contrastados entre el suelo, los acabados, los asientos y otros componentes para ayudar a las personas daltónicas.

El acceso y salida han sido especialmente cuidados para facilitar la movilidad de los pasajeros en el ascenso y el descenso. Para ello cuenta con grandes puertas corredizas, suelos bajos, rampas eléctricas y un sistema de Control de llegada, que se activa al acercarse a cada destino, para que los pasajeros, incluidos aquellos que usan silla de ruedas, puedan entrar y salir de forma rápida y fácil. La amplia distancia entre ejes y su suelo bajo, permite que el e-Palette pueda transportar al mismo tiempo hasta cuatro pasajeros en silla de ruedas y 7 pasajeros de pie, o bien, 20 pasajeros parados.

transporte automatizado

El e-Palette está equipado con un sistema de conducción automatizada de diseño especial que incorpora equipos y software de control, así como sensores avanzados, como cámaras y el sistema LiDAR. En combinación con una representación 3D de gran precisión y un sistema de gestión operativa, el e-Palette podrá circular de forma automatizada a baja velocidad con una máxima de 19 km/h.

Para asegurar un funcionamiento seguro, el e-Palette cuenta con una interfaz hombre-máquina externa diseñada para asistir en la comunicación con aquellas personas que se encuentran cerca del vehículo, como peatones, durante la conducción automatizada. Los faros frontales y posteriores del vehículo replican el contacto visual humano para informar a los peatones de las acciones del vehículo.

Este sistema de conducción automatizada detecta constantemente los posibles obstáculos existentes en un campo de visión de 360 grados alrededor del vehículo y funciona a una velocidad adecuada en función de las circunstancias del entorno. Como medida preventiva, un operario de seguridad a bordo del vehículo también supervisará su movimiento y estará preparado para tomar el mando si fuese necesario.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí