En una nueva edición de LatBus 2018, Volvo Buses presentó importantes innovaciones en materia de conectividad, seguridad, productos y servicios.

Este nuevo encuentro de la industria de buses se realizó en Brasil y encuentra a la firma sueca en un excelente momento.

“Nuestras entregas en el primer semestre fueron 133% mayores que las del mismo período del año pasado. Es un momento oportuno para presentar novedades y reafirmar nuestra posición de liderazgo en conectividad y seguridad”, afirma Fabiano Todeschini, Presidente de Volvo Buses América Latina.

Al mismo tiempo, las entregas de chasis de la marca crecieron en un 29% en toda América Latina, en comparación con el mismo período del año anterior.

En tanto, en nuestro país, Volvo Buses incrementó fuertemente su participación de mercado en el segmento de media y larga distancia.

Nuevas tecnologías en seguridad

El encuentro sirvió para que Volvo lanzará el SSA (Sistema de Seguridad Activa), un conjunto de tecnologías para autobuses que mediante el uso de radares y cámaras –que emiten señales visuales y sonoras-, permite prevenir colisiones frontales, cambio involuntario de posición o carril y freno de emergencia automático en caso de riesgo inminente.

“El SSA es un conjunto de recursos de seguridad que el vehículo tendrá, incluyendo un radar y una cámara para identificar vehículos y obstáculos frente al bus”, informó Diego Doynel, Ingeniero de Ventas de Volvo Buses Argentina.

Esta solución de Volvo está disponible para todas las configuraciones (4×2, 6×2 y 8×2), de chasis de media y larga distancia de la marca.

El SSA se ofrece a través de dos paquetes, el 1 incluye los sistemas mencionados líneas más arriba y además, el piloto automático de segunda generación, el cual permite mantener la distancia con el vehículo precedente.

A todo ello, el paquete suma otras dos tecnologías avanzadas: el Heads Up Display (una franja roja de led que aparece en el parabrisas para una visualización más fácil para el conductor de la existencia de un riesgo de impacto con otro vehículo), y el Vibration Seat (asiento del conductor con recurso vibratorio, para avisar al conductor del riesgo de impacto con otro vehículo).

Además de estas novedades, los chasis Volvo también ofrecen ESP, EBS, frenos de emergencia, frenos de disco y control electrónico de tracción.

En este rubro, otra novedad es el Servicio de control de Velocidad por Conectividad, para buses de media y larga distancia.

Esta novedosa tecnología funciona por “geocercas electrónicas virtuales” que, a través de la conectividad y la geolocalización en tiempo real, permite programa la velocidad a distancia mediante la gestión del operador del sistema.

“En una curva peligrosa, por ejemplo, aunque el conductor acelere, el ómnibus no sobrepasará la velocidad segura determinada previamente”, aseguró Vinicius Gaensly, Gerente de Servicios Conectados en Volvo Buses.

El sistema puede ser programado para restringir la velocidad en ruta, en zonas urbanas, en terminales de autobuses, en proximidad de escuelas, cabinas de peaje, paradas, bajadas en rutas sinuosas, etc.

Servicios conectados

El encuentro de LatBus, también sirvió para que Volvo presentara su Volvo Connect -una app gratuita para smartphones-, y también, I–Coaching, un entrenador virtual que ayuda al conductor a manejar de manera más económica y segura.

Volvo Connect estará disponible a partir de diciembre y permitirá brindar información como consumo de combustible, desempeño por chasis, kilometraje y otros datos de especial interés para el gestor del transporte.

“Conocer los resultados y el desempeño de los buses es un paso importante para planificar mejor la operación y reducir el consumo de combustible”, afirmó Alejandro Ariza, Gerente Comercial de Volvo Buses Argentina.

En lo que respecta a I-Coaching, se trata de un equipamiento que monitorea el modo en que el vehículo está siendo conducido: si está por encima de la velocidad permitida, si se realizaron frenadas en curvas bruscas, o sobregiros en marcha lenta, entre otras situaciones.

Esta información permite sugerir mejoras a implementarse para reducir el consumo de combustible o el consumo de repuestos. “El resultado del comportamiento de conducción se muestra en tiempo real al conductor, dando un feedback en el mismo momento que es realizada alguna eventual operación inadecuada. Es como si el conductor tuviese un entrenador el 100% del tiempo a su lado, indicando la manera más eficiente y segura de conducir”, agregó Gaensly.

Novedades también en chasis

En lo que respecta a productos, Volvo exhibió su chasis B450R 8×2 para ómnibus (larga distancia) de 15 metros, con una carrocería mayor que los modelos tradicionales. Esto permite transportar ocho pasajeros más, lo cual equivale a un 14% más de capacidad.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí