Vuelta redonda es el ideal de todo transportista o profesional del transporte. Ir y volver con carga es la operatoria deseada, pero no siempre se consigue.

Recorrer kilómetros con el camión vacío para regresar o para buscar carga, es una pérdida de rentabilidad en la ecuación del transporte y la vuelta redonda a veces parece una utopía.

Afortunadamente, la tecnología es una aliada del transporte en todos los sentidos, principalmente en lo que se refiere a seguridad y economía.

En este ítem, T-Cargo es una startup tecnológica (o aplicación), dedicada al transporte colaborativo que justamente, apunta a lograr el objetivo de hacer más rentable la operación.

Para tener un panorama amplio de la actualidad, T-Cargo elaboró una infografía (ver) que refleja los desafíos que atraviesa el sector, a partir de estimaciones propias inferidas a partir de cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

El informe señala que el transporte automotor moviliza el 94% de las cargas de las mercaderías en el país y que genera 500.000 empleos directos. El volumen anual de transacciones que supera los 34.200 millones de dólares, un 7,2 % del PBI.

El análisis también indica que el sector transporta 409 millones de toneladas de carga doméstica y recorre 12.800 millones de kilómetros al año.

La carga negativa es uno de los principales problemas que atraviesa el sector en la Argentina, ya que el 54% de los camiones vuelven vacíos una vez que dejan la carga en destino. En cifras, esto representa que se recorren 7.200 millones de kilómetros y se realizan 9 millones de viajes, sin trasladar mercadería alguna.

Las consecuencias que producen los fletes vacíos impactan negativamente sobre la infraestructura vial, genera un desgaste de camiones, neumáticos, y gastos improductivos en combustibles y peajes, lo que también repercute en la calidad de vida de los camioneros alejados de sus familias realizando recorridos sin carga.

Por si ello fuera poco, el medioambiente también sufre las consecuencias ya que se consumen 5,2 millones de toneladas de gasoil y se emiten 30 millones de partículas de dióxido de carbono.

La innovación tecnológica, aplicada desde una PC, Tablet o smartphone, es una herramienta novedosa que, claramente, mejora las problemáticas del transporte contribuyendo a la conexión entre dadores de carga y transportistas y al desarrollo sustentable del sector.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí