La Zona Franca Zapala, con una superficie de 250 hectáreas, ya está en marcha. Ubicada estratégicamente a 160 kilómetros de Añelo (epicentro de Vaca Muerta), y a 180 de Neuquén capital, la nueva Zona Franca une las explotaciones de gas y petróleo no convencional, con el Océano Atlántico y las rutas comerciales del Océano Pacífico.

Así, la Zona Franca Zapala une los puertos de aguas profundas de Concepción (Chile), con los de Buenos Aires y Bahía Blanca, estos últimos por tren (a través de la línea Bahía Blanca-Zapala) y por las rutas nacionales 22 y 40, vinculadas con las provinciales 13, 14, 16 y 46.

Además, ofrece proximidad con localidades como San Martín de Los Andes y Caviahue, además del Paso Internacional Pino Hachado. La primera etapa -de 20 hectáreas-, requerirá una inversión estimada de 70 millones de dólares.

zona-franca-zapala

Cuando la Zona Franca Zapala esté en pleno funcionamiento, se estima que la misma generará 2000 puestos de trabajo directos e indirectos. Allí se concentrarán actividades industriales, logísticas y de servicios, con el objetivo de fomentar el comercio internacional a través de una importante reducción de costos que, en algunos casos, se estima en hasta un 50% de los valores actuales.

“Este flamante polo es de una extrema importancia estratégica por su cercanía de 162 km con el yacimiento de Vaca Muerta. Además, por su ubicación geográfica podemos decir que es similar a un Canal de Panamá continental patagónico”, expresó Fernando Montero, CEO de Zona Franca Zapala.

La zona franca será administrada durante 30 años por una Unión Transitoria de Empresas, constituida por Servicios y Consultoría SA, Zona Franca Zapala SA, Argent-Pat SRL, Codesín SA, Petro Neu SA y MyP Fundaciones Especiales.

Este polo permitirá diferir los impuestos de importación y almacenar grandes stocks de mercaderías por largos periodos de tiempo (por encima de lo establecido por ley para los depósitos fiscales), y así otorgar un beneficio financiero a las compañías, con impacto directo sobre los resultados del negocio.

También, su proximidad con las áreas de producción de la esperanzadora zona de Vaca Muerta, permitirá evitar las paradas no programadas y abastecer en tiempo y forma los insumos que la actividad requiere. En esta industria, el tiempo vale mucho más que en otras, por ello, la conexión aérea que ofrece Zapala a través del su aeropuerto recién remodelado, será un valor agregado para el éxito de la Zona Franca neuquina.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí